Link copiado al portapapeles
#Luchas

Netflix encontró su mina de oro en la magia de la lucha libre


La lucha libre es uno de los deportes con mayor tradición en México, eso no es novedad. Su popularidad no está en los primeros puestos como se pudiera pensar, pues es superada por deportes como el futbol, box, beisbol y basquetbol, pero queda claro que su mercado tiene gran potencial. Y eso, Netflix lo ha descubierto (y explotado) poco a poco.

La época dorada del pancracio nacional llegó entre los años 50 y 60, con personalidades como El Santo y Blue Demon en su máximo esplendor. Arenas llenas y películas con los gladiadores más emblemáticos eran el pan de todos los días, pero de a poco eso se fue terminando y la lucha perdiendo su brillo, algo que hoy el servicio de streaming estadounidense busca regresar a todo el público.

El catálogo de Netflix se ha ido abasteciendo con el deporte espectáculo y el público mexicano ha recibido con los brazos abiertos a los contenidos. Primero fueron las películas, títulos como El Luchador, o Nacho Libre aparecieron como opciones (aún se mantienen). Sin embargo, eso apenas significó el principio de lo que la empresa norteamericana tenía en mente.

La primera gran explosión que el servicio por streaming y la lucha consiguieron juntos fue la reproducción de Lucha Underground, un producto que, con sus dos temporadas, tuvo una gran aceptación de la gente.

A partir de ese momento Netflix encontró el hilo que lo llevaría al éxito en el pancracio, o al menos eso dejan ver, ya que en poco tiempo han sacado a la luz varios títulos más relacionados a la lucha libre.

Glow es la última gran apuesta que se estrenó en la plataforma (junio 2017). Aunque es un tema de lucha, cambia con lo que se había presentado antes, pues se centra en el wrestling femenil de los años ochenta y, de acuerdo algunos portales, será una de las series que vuelvan a consolidar la apuesta que Netflix ha hecho en este deporte.

La empresa también ha volteado a México, no se podía esperar menos. Conscientes de la popularidad que puede tener presentar este tipo de contenidos, la empresa anunció (y ya está disponible) un documental llamado Lucha México, en el que se explorará el camino de algunos luchadores como Shocker y Blue Demon Jr., además de la muerte del Hijo del Perro Aguayo en el año 2015.

Seguro estos no serán ni los últimos títulos que la empresa norteamericana ponga en su catálogo o produzca acerca de la lucha libre. No es casualidad que en menos de un año hayan presentado cuatro productos tocando el tema y que al final el público (sobre todo mexicano) agradece, pues está en la tradición consumir lucha y nada mejor que hacerlo pagando $110 pesos mensuales. Sin duda, Netflix encontró la magia sobre un cuadrilátero.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106