Link copiado al portapapeles
#Luchas

GLOW y la explosión de la lucha libre femenil en los años ochenta


Netflix sabe de la importancia de la lucha libre y por eso ha sacado a la luz proyectos como el de Lucha Underground. Su nueva apuesta es GLOW, con la que busca recuperar la época de los años 80, quizá la más importante para la lucha femenil.

La lucha libre no pudo haber recibido mejor mote que el de “deporte espectáculo”. Los vuelos, las llaves, las historias que rodean al pancracio son únicos y no por nada lleva varias décadas en el gusto de la gente.

Netflix, consciente de lo que genera tener producto de este deporte, supo aprovechar de gran forma de su popularidad y ha llevado a su servidor programas como Lucha Underground, serie que está teniendo gran aceptación del público. Pero ahora la empresa estadounidense dará un paso más hacia el arte del pancracio cuando estrene “GLOW” una producción propia y basada en la lucha libre femenil norteamericana en los años 80.

Gorgeous Ladies of Wrestling (GLOW) fue un movimiento verdadero que se originó en Estados Unidos durante la administración de Ronald Reagan. Así como sucediera en México y otros países, en su momento el pancracio era “exclusivo” para la figura masculina y fue precisamente de esa primicia que nació el proyecto en el año de 1986.

Con el objetivo de mostrar que las mujeres también se dedican a la lucha libre como profesión seria, un grupo de féminas decidió realizar su propio deporte espectáculo, aunque el tema de seriedad quedó en duda, pues además se incluían sketches, canciones, historias y por supuesto sus luchas, algo no muy diferente a lo actual.

Además, todo el proceso que vivió GLOW fue filmado y presentado como un programa de televisión que tuvo una duración de cuatro temporadas. Algo así como el Lucha Underground de antes, pero con la mujer como protagonista.

Sin embargo, más allá del show y el espectáculo que brindó este programa, no se puede descartar que su importancia y proyección haya sido parte fundamental para la reapertura de la lucha libre femenil en México.

En 1957, el Regente del Departamento del Distrito Federal, Ernesto Uruchurtu prohibió la transmisión de este deporte y la actuación de la mujer en funciones de lucha libre en la capital del país, dejando así uno de los capítulos más grises en la lucha libre mexicana.

Esa regla impuesta por Uruchurtu terminaría de abolirse justamente en 1986, después de la presión del CMLL y periodistas, además de (posiblemente) ver lo que recién se estaba gestando en Estados Unidos con GLOW, apareciendo nombres importantes como La Sirenita y Diosa de Plata en las carteleras de la Arena México.

Otro hecho relevante en la década de los años ochenta fue la aparición de Wrestlemania. En 1985 se realizó por primera vez el magno evento de la WWE (en ese entonces WWF) y en ese momento también aparecieron en el roster las mujeres, que desde esa época se ha vuelto un elemento imprescindible de la lucha libre.

Hoy en día, la mujer en la WWE es uno de los elementos infaltables para la empresa, en el que incluso tienen su propio mundo de las Divas, peleas estelares y grandes representantes, como Charlotte Flair, la última gran revelación.

Netflix puede tener mucho contenido deportivo dentro de su plataforma. Programas como Club de Cuervos y películas de diferentes personajes, pero sin duda ha focalizado que un gran público es el de la lucha libre. Primero fue Lucha Underground, ahora es GLOW, ¿llegará a tener la misma relevancia la serie dedicada la lucha libre femenil? Habrá que esperar al mes de junio para comenzar comprobarlo. Eso sí, ya sea con programas o no, el papel de la mujer sigue siendo destacado en el pancracio mexicano.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106