Link copiado al portapapeles
#Futbol

Cruz Azul y Necaxa, equipos históricos que perdieron la brújula


Lo que en los setenta y noventa era un orgullo, hoy se ha convertido en burla: Cruz Azul y Necaxa representan la decadencia del futbol en la Ciudad de México.

El futbol ayuda a crear identidad en las ciudades. Necaxa se fue en 2003, Cruz Azul nunca se ha ido pero la sequía de títulos ha decepcionado a varios de sus aficionados. Solo quedan los más recalcitrantes.

Necaxa consiguió sus tres campeonatos en los noventa 1994-1995, 1995-1996 e invierno 1998. El primero ante Cruz Azul, luego Celaya y después Chivas.

Cruz Azul construyó su historia en los setenta, 20 años después, cuando los niños de aquella década crecieron ya tenían una de las aficiones más nutridas del futbol mexicano.

La final de la Temporada 1994-1995 representó una de las más atractivas y con mayor arraigo. El entonces Distrito Federal estaba volcado para ver aquel partido.

Necaxa alineaba a Nicolás Navarro, Eduardo Vilches, Efraín Huerta, Octavio Becerril, José María Higareda, Ignacio Ambríz, Alex Aguinaga, Alberto García Aspe, Gerardo Esquivel, Ricardo Peláez e Ivo Basay.

Cruz Azul a Norberto Scoponi, Guadalupe Castañeda, José Luis Sixtos, Juan Reynoso, Agustín Morales, Antonio Taboada, Héctor Islas, Carlos de Oliveira, Julio Zamora, Octavio Mora y Carlos Hermosillo.

Revisen los nombres, todos los que crecimos en los noventa recordamos por lo menos a uno de los jugadores que alinearon y muchos de ellos se convirtieron en leyendas.

El próximo sábado se enfrentarán dentro de la Jornada 6, ahora no disputaran una final y viven un momento crítico. Necaxa no ha logrado afianzarse y los aficionados al “equipo de los niños” crecieron y se desilusionaron del futbol.

Hoy son solo los protagonistas de las burlas, ya no llenan estadios. Parece que murieron cuando murió el DF. Hoy los niños ya no eligen a jugadores del Cruz Azul y mucho menos del Necaxa. Se quedaron en el olvido.

Las grandes ciudades están custodiadas por grandes equipos, la Ciudad de México presumía a los mejores, hoy solo le quedan los recuerdos. Cruz Azul está por abandonar el Estadio Azul, no sabemos si la malaria se vaya con el cambio.

¿A quién emociona un partido en el que se enfrentan Cruz Azul vs Necaxa? ¿La afición por un equipo tiene vigencia? Si es así, la de estos clubes está viviendo sus momentos más críticos. Aguascalientes parece no volcarse del todo con los Rayos; a los Celestes les queda grande la Ciudad.

Necaxa y Cruz Azul siempre fueron los equipos de los otros. Pumas tiene afición definida y América también. Al Necaxa siempre le podían ir los otros, y con otros no me refiero a los que sobran sino a los que querían seguir a un equipo por que apreciaban el futbol.

Siempre imagino que, no sé si por don Ramón, con el Necaxa de los noventa murieron los banderines. Me parece un equipo viejo, puede ser que por los años en los que jugó o por las épocas doradas que tuvo. Ahsí se quedaron atrapados. ¿Hay niños que le van al Necaxa? ¿Se acuerdan de Alex Aguinaga?

Por otro lado Cruz Azul vive en el limbo, siempre competitivo y siempre perdedor. No tengo duda, el Distrito Federal se comió a dos grandes equipos. América y Pumas se adueñaron de ello.

 

Link copiado al portapapeles

Otto

@ceroceromx