Link copiado al portapapeles
#Futbol

No se alarmen, la estadística le beneficia a México


¿Según la historia del ranking qué tan difícil será este grupo para México?

Faltan 194 días para el próximo mundial y el sorteo acaba de terminar. Por fin sabemos cuáles serán los rivales de México en el evento deportivo más importante del mundo. Y, frente a la terrible suerte del sorteo, es hora de que empiecen las especulaciones.

¿Qué tanto nos conviene este equipo? ¿Qué tanto nos perjudica? ¿Qué podemos aprender históricamente del lugar de México en los rankings de la FIFA?

Los rankings de los jefes

Primero, hay que decir que la elección de equipos siguiendo el ranking de la FIFA empezó apenas hace 25 años, antes del mundial de Estados Unidos 1994. Desde entonces, México ha pasado por diferentes posiciones que van desde el número 5 del mundo en 2006 al número 27 en 2010 (que fue su peor calificación histórica).

Sin embargo, la posición de México en el resultado del grupo no ha cambiado considerablemente la suerte de la selección. México ha sorteado, en cada ocasión, la fase de grupos de los últimos seis mundiales y, como todos sabemos, ha quedado eliminado en el cuarto partido.

En los dos pasados mundiales hemos clasificado como el número 16 y el número 15 del ranking, lo que nos muestra que, al menos, la selección se ha mantenido en el mismo nivel desde hace ocho años. A diferencia, sin embargo, de otros mundiales, llegamos a esta justa sin ser cabeza de grupo.

En este mundial estamos rankeados como el número 16 del mundo, entre Croacia e Inglaterra. Y nuestro promedio en los pasados 25 años ha sido estar en el número 14 del ranking. No llegamos, pues, con la mejor forma…

¿Pero qué ha pasado cuando llegamos como cabezas de grupo? ¿Qué nos dicen los últimos grupos de México según su ranking?

Los últimos mundiales del TRI

En el mundial de 1994 llegamos como 15, perdimos contra Noruega (6), empatamos contra Italia (4) y le ganamos a la República de Irlanda (14). Nos eliminó, dolorosamente, Bulgaria en penales (29).

En el mundial de 1998, llegamos como 11, ganamos a Corea del Sur (20), empatamos contra Bélgica (36) y Holanda (25) -Dios te tenga en su gloria Matador-. Nos eliminó en el cuarto partido Alemania (2).

En el mundial del 2002, llegamos como (7) y le ganamos a Croacia (21) y a Ecuador (36) y empatamos contra Italia (6). Nos eliminaron, aún más dolorosamente los Estados Unidos (13).

En el mundial de 2006 llegamos como (4), ganamos contra Irán (23), empatamos contra Angola (57) y perdimos contra Portugal (7). Nos sacó Argentina (9) con el terrible gol de Maxi.

En el mundial de 2010 llegamos como (17), empatamos contra los anfitriones, Sudáfrica (83), le ganamos a Francia (9) y perdimos contra Uruguay (16). Y nos sacó de nuevo Argentina (7).

Finalmente, en el pasado mundial de 2014 llegamos como (20), ganamos contra Camerún (56), empatamos contra Brasil (3) y le ganamos a Croacia (18). Como bien recordamos, nos sacó Holanda (15) con un penal que nunca fue penal.

¿Qué nos dice esto?

-¡Que los números nos den valor!

Desde que empezaron los rankings de la FIFA, le hemos ganado a 3 equipos que estaban arriba de nosotros en la clasificación (Irlanda en 94, Francia en 2010 y Croacia en 2014) y a 5 equipos que estaban por debajo de nosotros en la clasificación.

México ha empatado contra 3 equipos que estaban arriba de nosotros en la clasificación (Italia en 94, Italia en 2002 y Brasil en 2014) y con 4 equipos que han estado por debajo.

Por último, la selección ha perdido contra 5 equipos que estaban arriba de nosotros en la clasificación y contra 4 debajo de nosotros.

Desde que empezaron los rankings de la FIFA, entonces, nos hemos enfrentado a 11 equipos superiores en el ranking y 13 inferiores. Y tenemos un récord de 3 ganados, 3 empatados y 5 perdidos contra equipos superiores; y 5 ganados, 4 empatados y 4 perdidos contra inferiores

En este mundial, México (16) se enfrenta primero con Alemania (1), después contra Suecia (18) y, finalmente, cierra contra la República de Corea (59). Eso quiere decir que, aunque el grupo parece bastante difícil nos vamos a enfrentar solamente con un equipo superior a nosotros en el ranking.

Si vemos las estadísticas históricas, México tiene alrededor de 70% de probabilidades de ganar o empatar contra Suecia y la República de Corea y alrededor de 54% de probabilidades empatar o ganar contra Alemania.

Al ver estos números, parecería que el panorama no es tan terriblemente oscuro y pesimista. Sin embargo, todos los sabemos, los números se pueden interpretar para todos lados y las cifras son frías. No estamos considerando el peso de lo estadios, los aficionados, las lesiones, los rivales en su momento específico, las presiones, el arbitraje y el maldito azar.

En cualquier caso, viendo el grupo de Brasil tenemos una buena y una mala noticia. La buena es que si México logra, por un extraño milagro, clasificarse en primer lugar, se enfrentará con Suiza, Serbia o Costa Rica y eso suena como un hermoso camino al quinto partido. La mala es que, si queda en segundo lugar -cosa que es considerablemente más probable-, iremos contra Brasil en el cuarto partido.

Esto sólo es una breve consideración histórica basada en los números del ranking de la FIFA. Y, en realidad, estos números pueden ser bastante arbitrarios. Aún así, nos quedamos con la luz de esperanza que nos dan y con la consideración, tan familiar y recurrente, de que México es más grande frente a los retos más perros.

¿Quién sabe? Tal vez lo mejor que nos pudo pasar fue un grupo difícil….

Link copiado al portapapeles

Redacción Los Pleyers

@ceroceromx