Link copiado al portapapeles
#Futbol

El deporte y el periodismo como una forma de unificación


Basta de comparar, de dividir las opiniones del público. Tenemos derecho a tener miedo, pero también a ayudar con lo que podemos.

¿Esta mal sentir miedo?, después de dos sismos de gran magnitud en México es normal tener miedo. Pensar que el cualquier momento nos puede tomar por sorpresa otro movimiento telúrico mientras estás en el trabajo, en calle, escuela, centro comercial. En donde sea que te encuentres estarás en peligro, por eso es normal que pienses en cambiar tu residencia de colonia, ciudad, estado o país. Por eso, Carlos Salom solo dijo la verdad.

“Me arrepiento de haber venido; voy a cumplir el contrato y ya después veremos, pero no sé si voy a seguir otro año acá”, mencionó el seleccionado palestino al medio chileno CDF, que también dijo haber forzado su salida de Chile (Unión Española) para venir a México, donde siempre había querido jugar, y “ahora sucede esto (el terremoto)”. Comentó Carlos Salom, futbolista de Puebla tras el sismo del pasado martes.

No es para menos, el sentir miedo es normal. Querer poner a salvo a tu familia es normal. Todos lo haríamos, todos queremos que nuestra familia no pase por un susto o por una pérdida. Carlos Salom, futbolista del Club Puebla no se siente a gusto, se siente desprotegido, con miedo, así como nos sentimos todas las personas que presenciamos los recientes sismos. Por eso sus declaraciones. Pero los medios de comunicación se han encargado de satanizar sus palabras, las personas lo tomaron a mal y piden que se vaya.

Durante estos días he leídos textos de especialistas deportivos. En la gran mayoría se muestra a futbolistas que apoyan a los damnificados, no solo con donativos, también a retirar a escombros, a cargar cajas. En esos mismos texto se critican a los jugadores que solo donaron y no movieron un dedo, se hace una comparación. Se idolatran a los que ayudan, a los que salen en las fotos, pero a los que no, simplemente los critican. El fundamento es: no han hecho nada por el país que les ha dado mucho.

Pero, ¿esta mal tener miedo?, ¿Esta mal donar víveres y quedarte en casa con tu familia para tratar de resguardarse?. Todos pensamos en nuestras familias, claro que queremos ayudar y lo hacemos a nuestra manera, donde nos sentimos protegidos, donde sentimos que hacemos más.

Otras textos que merecen los aplausos son los que piden que a través del deporte se cree un bienestar social. Que con un gol o una jugada nos olvidemos de los problemas que suceden, aunque sea por un momento, para sentir paz, para sentirnos libres.

 

El futbol es el deporte más popular en México, por eso vimos la imagen de los brigadistas en Morelos jugando una “cascarita” en sus tiempos libres. Por eso el futbol profesional en todas sus categorías se unió para apoyar con víveres, por eso los aficionados acudieron a donar. El deporte funge para aliviar las heridas, como bálsamo para seguir con el duro camino. Porque aquí no termina todo, viene lo más difícil para los que perdieron a familiares o su patrimonio. Basta de comparar, de dividir las opiniones del público. Tenemos derecho a tener miedo, pero también a ayudar con lo que podemos.

Varios equipos de futbol han hecho lo suyo, Alebrijes sabe que Oaxaca pasa por un momento complicado y por ello abre sus puertas para que la afición pase un momento a agradable sin ningún costo. Otros equipos ha comenzado con iniciativas para apoyar.

Claro que también es tiempo de oportunismo para todos aquellos que se quieren aprovechar de la situación. Pero la unificación siempre tendrá más fuerza que la critica.

Fuerza México   

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon