Link copiado al portapapeles
#Futbol

Carlos Vela, un jugador diferente con problemas de ambición


Primero fue Giovani, siguió Jonathan y ahora se les une Carlos Vela. Un alegre trío de compadres que no pasan de los 28 años y ya están en una de las ligas consideradas para irse a retirar como futbolista (aunque con este tipo de fichajes quiere cambiar esa visión).

Los casos del menor de los Dos Santos y Vela pueden causar cierta molestia en el público que le da importancia al nivel futbolístico. Sin embargo, si se analiza la situación de Carlos, sinceramente no es de extrañarse que haya tomado la decisión de partir a la MLS, ese era su destino y él lo dejó claro a lo largo de los años. Siempre dejó rastros de que esto iba a suceder.

Considerado uno de los futbolistas que podía cambiar la historia del futbol mexicano, después de ser parte del primer Campeonato Mundial Sub-17, Vela tenía todo un futuro prometedor por delante y más si se consideraba que pertenecía a uno de los grandes clubes de Europa, el Arsenal. Parecía que él era el indicado (junto a Giovani, que pertenecía al Barcelona) para hacer algo más por el futbol mexicano, pero nada más alejado de la realidad.

Por su juventud y restricciones de edad en la Premier League, los Gunners decidieron mandarlo a préstamo para foguearse. Siempre a equipos medianos y sin tantas aspiraciones. Pasó por el Salamanca de la segunda división española y después al Osasuna, siempre en calidad de préstamo, porque el Arsenal lo quería de vuelta.

Tras sus cesiones, en 2008 la oportunidad grande para Vela llegó con el Arsenal, quien le permitió ser parte del primer equipo, oportunidad que nunca aprovechó del todo. Su préstamo en 2011 al West Bromwich Albion marcó el fin en la élite para Carlos, un lugar que en realidad nunca estuvo en sus manos, porque él no quiso.

Su llegada a la Real Sociedad en la temporada 2011-2012 significó un nuevo empezar para el mexicano, pero no con las mismas exigencias. Con el cuadro español se ganó un lugar e hizo una de las mejores parejas recientes del club con Antoine Griezmann, incluso llegando a puestos de Champions League en la campaña 2012-2013, temporada en la que el mexicano fue catalogado como uno de los mejores delanteros del campeonato.

El nivel del Bombardero era superlativo en esos tiempos y los rumores de su salida a otro club eran normales, pero Carlos nunca lo quiso, se quedó conforme con lo que encontró en la Real Sociedad. “Siempre tienes el objetivo de aspirar a algo más pero de momento no tengo ni la urgencia ni me desespero por querer cambiar”, dijo Vela en 2014 al Canal Plus de España, pero en realidad no aspiró a más en seis años, al menos en lo futbolístico.

Al nacido en Cancún ni siquiera lo motivó la posibilidad de asistir al Mundial de 2014 (se negó a convocatorias en reiteradas ocasiones) y decidió ver la justa en sus vacaciones. Ese mismo verano, mientras su gran amigo Griezmann despegaba como un gran futbolista en el Atlético de Madrid (que se dice primero buscó al mexicano), él se quedaba en su zona de confort sin grandes retos. Sin demasiadas exigencias. Jugar al futbol porque era bueno, no porque quisiera ser mejor.

Y es que la calidad del mexicano nunca ha estado en duda. Incluso se le llegó a considerar mejor que Antoine y a inicios del 2017 el francés declaró que el Bombardero ha sido el mejor jugador con el que ha compartido cancha. ¿Por qué Vela no llegó más lejos? Ambición.

“Yo disfruto jugando, pero al momento que termina el partido acabó el futbol y me puedes hablar de lo que sea, menos de futbol, porque no me siento cómodo y no estoy a gusto”, mencionó el delantero en la entrevista con el medio español en 2014, demostrando su verdadera actitud ante su profesión.

Así, uno de los llamados a cambiar la historia del futbol mexicano (a nivel Selección) se quedó en ilusión (hasta el momento), conformándose en llegar a esos lugares donde hacerlo bien era suficiente, pero nunca para exigirse demasiado y con su fichaje a Los Angeles FC (seis meses antes del Mundial Rusia 2018) vuelve a demostrarlo.

Vela llega un nuevo club de la MLS, seguro será jugador franquicia y el referente. Pese a que fue “buscado por varios clubes este verano, todos ellos de gran jerarquía” el delantero mexicano escogió lo mismo de siempre: la comodidad.

Sí, la llegada de Vela a la MLS no nos debe sorprender.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106