Link copiado al portapapeles
#Futbol

Antes de Gignac existía un tipo llamado Lucas Lobos


Lucas Lobos pudo ser un héroe, pero no solo para los Tigres, si no para la Selección nacional, sin embargo no jugó

¿Se acuerdan de aquel partido de la Selección Mexicana en contra de Costa Rica en San José?, el partido se celebró en octubre de 2013 y en esa ocasión México estuvo a punto de quedar fuera del mundial. Los costarricenses ganaron 2-1 y festejaban haber dejado fuera de Brasil a los de verde. Aún así, lo más recordado es que Estados Unidos venció a Panamá y entonces tuvimos la oportunidad de disputar el repechaje.

Se preguntarán, ¿esto qué tiene que ver con la cabeza del texto?, pues en ese partido Lucas Lobos se pudo consagrar como uno de los hombres clave para la selección. Así como lo fue Sinha o el mismo “Chaco” Giménez. Lobos fue convocado por Víctor Manuel Vucetich para los últimos dos partidos del hexagonal final rumbo a Brasil 2014, las cosas lucían complicadas y en ese momento la figura de Tigres era el mejor extranjero en el futbol mexicano.

Pero simplemente no fue requerido, cabe destacar que a Lucas se le insistió y accedió a jugar con México. Los medios hablaban de que podía ser el hombre que marcara el rumbo del partido, el hombre que se podía consagrar en tan solo dos partidos con la selección, pero no fue requerido. Salió a la banca como un posible recambio, pero no vió acción ni contra Panamá, ni Costa Rica. Con el marcador en contra ante los ticos, solo se paró a calentar y en su último cambio Vucetich decidió mandar al campo a Isaac Brizuela, el final todos lo sabemos.

Su regreso a los Tigres, Lucas Lobos lo hizo callado, no quiso hablar de su momento con la selección y se enfocó en su equipo. Precisamente regresó para jugar su último torneo con los felinos y consagrarse campeón de Copa MX. En la final en contra de Alebrijes de Oaxaca contribuyó con un gol que al final significó un campeonato más.   

Su partida de los universitarios se dio entre lágrimas de los seguidores, en el draft del 2014 Toluca pagó 5 millones de dólares por su carta y se llevó a la “bomba” del futbol mexicano. Ahí sentenció su carrera. La primera decisión por la que Lobos decidió partir de Nuevo León fue buscando la salud de sus mellizos, quienes requerían atención médica y en el centro del país existían mejores médicos.

La segunda fue que Tigres no le quiso ofrecer una renovación de contrato por cuatro años, por su edad y por los malos momentos que ya había tenido. Finalmente se fue y causó tristeza en los aficionados. Para resumen, en Toluca no tuvo buenos momentos, estuvo por tres torneos y no dio los números esperados. Lo único que se recuerda es un partido de Copa MX y después salió por la puerta de atrás, olvidado y sin equipo.

Encontró en Gimnasia y Esgrima La Plata un refugio, pero le bastaron cuatro partidos para comprobar que sus mejores momentos en el balompié habían pasado, su edad y su situación mental no le ayudaron, terminó colgando los tenis en el futbol profesional.

Ocasionalmente juega futbol rápido, se mantiene en el soccer, pero en la Liga Amateur Platense de Argentina con el Club Unido de Olmos. El que forjó toda una historia en Tigres, incluso recuperando al equipo de sus peores momentos quedó en el olvido, el jugador que levantó un trofeo después de 30 años ya no es requerido, la afición por ahora no lo extraña, han llegado nuevos héroes a la institución felina.   

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon