Link copiado al portapapeles
#Futbol

¿Por qué no nos debería importar la masturbación de Carlos Salcido?


El futbolista Carlos Salcido ha vuelto a ser víctima de un escándalo sexual en su carrera y, como es normal, los medios deportivos (y no deportivos) no se han cansado de reproducir la noticia. Aunque nuestro titular es claro, tuvimos que retomar este hecho para ir más allá y no solo hacer una nota con los explícitos videos dentro de ella.

Lo de Salcido es la oportunidad perfecta para retomar el presente del periodismo deportivo (y en general), que gracias al boom de los medios digitales se hace cada vez más superfluo, por más que no se quiera.

Pequeño ejercicio: imaginen que periódicos como el ESTO u Ovaciones, hace 20 años, hubieran publicado imágenes como las que hoy en día están circulando del jugador de Chivas. Probablemente el linchamiento de la gente hubiera sido generalizado, pero en la actualidad se ve con toda normalidad ¿Por qué? Porque la gente es lo que quiere ver, es lo que consume.

Para muchos no es sorpresa saber que un medio digital sobrevive de los ingresos que la publicidad le da, pero para llegar ahí se necesita de gente que lea los trabajos realizados y ese es el principal problema, no muchos lo hacen.

En febrero de 2017 salió a la luz pública, gracias a Alejandro Pino Calad (periodista colombiano), una respuesta ofrecida por el medio Publimetro Colombia, después de que un lector hiciera el comentario “uff que noticia tan importante”. El medio sudamericano, a través de Facebook, dijo lo siguiente: “no lo es, lo sabemos, pero es una curiosidad que tiene el mayor tráfico de la semana […] Esto es para pagar la nómina de los que hacen esas otras investigaciones y darle gusto a una masa que pareciera despreciar el verdadero periodismo, pero ama lo viral”.

Esa es la realidad que se vive en gran parte de los medios digitales a nivel internacional y por supuesto México no puede faltar. No es casualidad que las páginas centrales de los medios más populares están contemplados titulares como “las chicas de la jornada”, “la belleza del ___ (pon el día de tu preferencia)” o, como en las últimas horas, “exhiben a Carlos Salcido ‘dándose amor’”. Es la forma en la que se alimenta lo viral que la gente ama, como mencionó Publimetro Colombia.

Y es que es entendible la necesidad de generar clicks y views en las páginas, al final de eso come la persona que está escribiendo este texto, ¿pero no hay otras formas? Sí, donde no haya galerías de fotos con las chicas sensuales del mes o dejando el “pack”, porque (a menos que no entienda mi profesión) eso no es periodismo deportivo.

Por supuesto que no es normal encontrarse un video sexual de un deportista circulando en la red a diario, pero por más morbo que genera y conscientes de los beneficios que puede dejar hacer esa nota, quizá lo mejor es abstenerse de realizarla, porque el periodismo va más allá de eso.

Esta profesión es investigar, cada quien desde el ángulo que prefiera, es la creación de preguntas y la búsqueda de respuestas. Afortunadamente hay medios que aún creen en eso. Desafortunadamente estamos en la era digital y del click, donde una masturbación de Salcido vale más que un texto bien realizado, pero bueno… hay que comer, ¿cierto?

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106