Link copiado al portapapeles
#Futbol

Xolos de Tijuana y la importancia de trascender más allá del futbol


El 14 de enero de 2007 probablemente sea la segunda fecha más importante de la ciudad de Tijuana, Baja California, después del 11 de julio de 1889, año en que fue fundado este núcleo fronterizo. ¿Y por qué es tan relevante ese 2007? Simple: vio la luz de los Xolos de Tijuana.

El equipo de Tijuana pasó por muchos altibajos antes de solidificarse como una entidad seria y con proyección a futuro. Sin embargo, en 2011, con el ascenso a la primera división del futbol mexicano se dio uno de los pasos más importantes para lograrlo. A partir de ahí, la continuidad para ser uno de las mejores franquicias en el balompié azteca no se ha detenido.

En 2012, apenas un año después de subir de categoría a la Liga MX, los Xolos hicieron un torneo histórico que desembocó en su primer título de liga. Y en las últimas dos campañas (Apertura 2016, Clausura 2017) terminaron como líder general, reafirmando su papel protagónico en el futbol mexicano, pese a la falta de otro campeonato.

Sin embargo, la importancia de Xolos va más allá de ser un equipo modelo a nivel deportivo, pues en los aspectos económicos y sociales también ha tenido un gran impacto que ha terminado por favorecer a los habitantes locales.

Acostumbrada a ser una ciudad que protagonizaba las noticias negativas, Tijuana encontró en los Xolos un bálsamo para cambiar esa imagen a nivel internacional, permitiendo que la población del norte del país y el sur de Estados Unidos puedan convivir  con un mismo objetivo: apoyar el futbol de su Jauría.

“Los Xolos nos han dado una especie de sentido de unión o identidad”, comentó un profesor de secundaria para New York Times.

Para el Clausura 2016, se estimaba que el 30% de los aficionados con pase a la temporada regular provenían del sur de California, demostrando la proyección que ha tenido el club más allá de las fronteras, literalmente.

El tema económico es otro de los aspectos, sino el que más, que mejor ha evolucionado en la ciudad de Tijuana desde que su equipo llegó a la primera división.

Terminado el Clausura 2012, con un año en el máximo circuito, el ayuntamiento local de la ciudad baja californiana reportó una derrama económica de mil 039 millones 429 mil 761 de pesos, superando cualquier expectativa, de acuerdo a Carlos Bustamante Anchondo, alcalde de Tijuana en ese momento.

Si se considera juego por juego de local, se habla de que cada quince días Tijuana tiene una ganancia de siete millones de dólares, mencionó en 2012 Mariano Escobedo, presidente del Comité de Turismo y Convenciones de Tijuana (COTUCO).

Incluso, el buen accionar de los Xoloitzcuintles a nivel económico fue un factor de comparación con México, de acuerdo al Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, por el buen manejo del país y de la institución fronteriza.

Sin embargo, hay un aspecto en el que los Xolos no han ayudado, pese a que es uno de sus propósitos, aunque no es su obligación: la seguridad en la zona.

Buscando dar otro rostro de Tijuana, alejado del narcotráfico y la violencia, la realidad es que la ciudad sigue incrementando sus niveles de violencia (o al menos eso se ve) y en los últimos meses del 2016 la población (mayor a los 18 años) tuvo una percepción en el incremento de la inseguridad, pasando del 55.9% en septiembre a 67.3% en diciembre. Aunque, como se dijo, ese no es un tema que atañe principalmente al equipo de futbol.

Xolos es un equipo que vino a cambiar la cara del futbol mexicano, su población y su economía (local), por lo que ha logrado atraer las miradas de varias personas, incluidas personas relacionadas al cine, como fue el caso del productor Chris Cashman, quien encontró en el club el tema perfecto para hacer un filme independiente titulado Club Frontera.

“Me di cuenta que la historia de los Xolos tiene muchos niveles y cosas positivas, muestra cómo puedes traer un equipo a una ciudad con conflictos y volver a unir a una comunidad”, mencionó el también director de la entrega, que fue estrenada en 2016.

El Club Tijuana ha sido toda una revolución en varios aspectos durante los últimos años y su crecimiento no dejará de ser progresivo, por lo que parece, demostrando que el futbol realmente sí puede cambiar la perspectiva de toda una ciudad, de las personas que viven en ella y más allá de la frontera. Demostrando que el balompié sí es más que un juego.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106