Link copiado al portapapeles
#Futbol

En México somos críticos inexpertos y formamos parte de la realidad


“Las ilusiones duran hasta que se enfrentan con la realidad y en el futbol la realidad se llama Alemania”, esas fueron las palabras con las que Juan Villoro resumió  el partido entre México y Alemania, mientras tanto su tuit fue bombardeado por distintos comentarios, el más sobresaliente fue “un poco sobradito el comentario”. A la hora de criticar todo, absolutamente todos somos unos especialistas en el tema, vemos los comentarios de André Marín, José Ramón Fernández y otros más que rectifican o atacan nuestro pensar.

 

¿Quién puede tener la razón?, un escritor o un comentarista. Mientras eso sucede, André Marín inicia su programa con la pregunta del día, ¿renuncia Osorio o lo corren?. Da por hecho que el técnico de la Selección Mexicana no debe estar más al frente del equipo, su razón es clara: “con un técnico así no vamos a llegar al quinto partido”. Las ideas de todos son respetables, pero ¿quien tiene la razón?, la afición, los comentaristas o un escritor.

 

La baraja de opciones para poder criticar es basta, por sus rotaciones, porque no puede contra los equipos élite, sus goleadas, no hace equipo, no demuestra liderazgo, no puede transmitir las ideas. Todos son comentarios, pero la verdad es que los mexicanos criticamos por todo. La última vez que tuvimos un entrenador extranjero, fue un fiasco, Ericsson falló una y otra vez. Ahora Juan Carlos Osorio ha sumado dos derrotas contra Chile y Alemania que dan la vuelta en la cabeza de todos. Los entrenadores que están desempleados se dan el gusto de criticar una estrategia que no funciona y ninguno de ellos nos ha llevado al quinto partido.

¿Acaso José Luis Sánchez Solá, Miguel Herrera, Javier Aguirre, Mario Carrillo, Fernando Quirarte o Hugo Sánchez son capaces de mejorar lo que hasta ahora ha hecho Osorio? No lo creo, desde hace dos procesos mundialistas o sea durante 8 años estuvimos sufriendo con una interminable lista de entrenadores que nos hicieron sufrir para llegar al Mundial de Sudáfrica. Hay que recordar que a la Copa Confederaciones de 2009, México no asistió porque no se ganó la Copa Oro. En la edición del 2013 realizada en Brasil, “Chepo” de la Torre solo le ganó a Japón, perdió contra Brasil e Italia. Ahora que tenemos mejores resultados que los dos procesos anteriores queremos correr a un entrenador que no hace más que trabajar a su estilo.

Bien por los programas de polémica de deportes que crean problemas a todo y crean en los televidentes una idea de criticar procesos exitosos. Exitoso en los últimos 8 años, porque no se nos debe olvidar que México solo ha ganado una Copa Confederaciones, somos el “gigante” de una zona que está por debajo de Conmebol y UEFA, dos confederaciones que juntas tienen a los mejores jugadores del mundo. No nos cansamos de compararnos con los mejores, pero no hacemos las cosas como ellos, aunque lo hagamos no se trabaja igual.

Los resultados ante Chile y Alemania son nuestra realidad, es nuestro futbol, no hay más culpable que los procesos, las academias y los jugadores. Porque el trabajo de Juan Carlos Osorio es escoger y dirigir a un grupo de jugadores que se formaron en la Liga MX. En esas misma que cada fin de semana la vemos, apostamos, compramos nuestras playeras. Nosotros somos parte de realidad, no somos más que los demás, solo somos críticos inexpertos.

 

 

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon