Link copiado al portapapeles
#Futbol

El VAR es lo que está de moda, pero la tecnología apenas inicia en el futbol


Fueras de lugar, goles mal anulados, anotaciones que no debieron ser, faltas, finales perdidas y un largo etcétera se puede agregar a la lista de posibles injusticias que se pudieron evitar en el futbol desde sus inicios si la tecnología hubiera estado presente.

El primer paso importante a la modernización en el balompié se dio cuando el árbitro comenzó a recibir la señal en su muñeca para saber si un balón había cruzado la línea de gol en 2012. Un tipo “ojo de halcón” que se utiliza en el tenis y que las grandes ligas europeas ya implementaron de manera fija (excepto la española), pero no era suficiente.

Aún faltaba la posibilidad de anular un gol por mala posición o revisar jugadas para pitar un penal. Y ante las exigencias llegó el Video Assistant Referee (VAR) que, pese a la ayuda que puede brindar, sigue sin ser aceptada del todo.

“No me gusta esto del videoarbitraje porque crea mucha confusión. Esto no es futbol, a mí no me gusta”, comentó Luka Modric después de una anotación de Cristiano Ronaldo en el Mundial de Clubes 2016 frente al América. Sin embargo, al paso de los meses ha quedado clara la importancia del VAR, principalmente en la Copa Confederaciones Rusia 2017, su primer torneo de talla mundial.

Durante el certamen celebrado en tierras mundialistas ya se anularon goles, se validaron otros y fue factor para una expulsión. Aun así, las críticas no han parado, pues las formas no han sido las mejores. Confusión y tardanza en la revisión de jugadas son los principales factores, aunque como lo dijo Gianni Infantino (presidente de la FIFA), están en período de prueba y hasta cierto punto son permisibles estos “errores”. Mientras la justicia sea la que gane, bienvenido sea. Aunque no todos piensen así, como Modric y algunos aficionados.

En México, el Video Assistant Referee posiblemente no tarde en llegar. De acuerdo a Arturo Brizio, recién nombrado presidente de la Comisión de Arbitraje, “el tema está en experimentación, ya se tienen los presupuestos para echarlo a andar. Seguramente en este torneo, aunque sea en la Liguilla, ya lo podríamos ver“.

El VAR es lo que está de moda, es de lo que se habla, pero no se debe perder lo que de verdad está de fondo: la tecnología. Y es que parece que las nuevas herramientas han llegado al futbol para quedarse y para seguir creciendo.

Primero fue el ojo de halcón  y en la actualidad es el videoarbitraje, pero los elementos tecnológicos que están en el balompié seguirán aumentando. No es casualidad que se esté ideando, por ejemplo, poner cámaras en las playeras de jugadores en un futuro, como ya sucede en otros deportes como el automovilismo. First V1sion, empresa española, es una de las pioneras en este tema y en unos años quizá se pueda ver lo que los jugadores observan en un campo de juego en tiempo real, algo que los aficionados seguro agradecerán.

Los estadios también son elementos donde la tecnología ha influenciado, ahora en su construcción. En mayo de 2017 se inauguró el Khalifa International Stadium, sede del Mundial de 2022, que se constituyó como el primer recinto al aire libre con refrigeración y que podrá bajar la temperatura hasta los 26 grados centígrados para beneficiar al público y jugadores.

Por más que se quiera evitar, la tecnología cada vez ocupa más espacio en el futbol, pero quizá este apenas sea el inicio de una mayor penetración en años posteriores. No importa que se escuchen comentarios como “la FIFA está matando el fútbol”, mencionado por un narrador chileno durante la Copa Confederaciones 2017 cuando se le anuló un gol a La Roja.

Sí, queda claro que falta perfeccionamiento y eso se conseguirá con la experiencia y claridad en los conceptos, pero mientras la tecnología se ocupe a favor de los árbitros, jugadores, público y de la justicia, no tardará mucho en ser aceptada. Esto apenas comienza. Si se evoluciona en todos los aspectos, ¿por qué negarse al futbol?

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106