Link copiado al portapapeles
#Futbol

Rafael Puente me has callado la boca, pero no solo a mí


Rafa me has callado la boca, pero no solo a mí. También a quienes te criticaron, te apalearon y te subestimaron.

Conocí a Rafael Puente del Río en sus primeros partidos como entrenador de Lobos BUAP. La primera impresión fue admitir lo bien que vestía, portaba un traje con una perfecta combinación que resaltaba su figura, después se me hizo una tontería que tuviese en la banca a Luis Michel y de titular estuviera Francisco Canales. Ese partido lo perdió y al terminar la temporada de Apertura pasada se colocó en el lugar 15, no había mostrado nada y por el momento no merecía estar al frente de un equipo.

Eso sí, debo reconocer que en la conferencia de prensa reconoció sus errores y manifestó que el único culpable era él, además precisó que debía trabajar. Meses después, al principio del torneo Clausura 2017, varios medios de comunicación en Puebla manejaban su salida del equipo y entre algunos nombres se manejaba el de José Luis Trejo para tomar el control del club, pero los resultados llegaron y continuó en el puesto.

Sus números mejoraron y en la jornada 14 volvimos a coincidir en el partido entre Celaya y Lobos, mi perspectiva hacia él no había cambiado. Un entrenador sin idea, sin experiencia y viviendo tras la sombra de su padre. En Celaya comencé a cambiar de parecer, seguía siendo ese hombre agraciado y bien vestido que supo controlar el partido y en un contragolpe ganarlo. En ese momento el equipo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla amarraba su pase a la liguilla.

Mientras se acomodaba la corbata me estrechó la mano y antes de pedirme permiso para continuar su camino por uno de los pasillos del estadio Emilio Butragueño me saludó sin saber quien era. Llegó a la sala de prensa del estadio mencionado y dio las buenas noches. Una persona educada y cordial que comenzó agradeciendo a cada uno de los integrantes de su equipo por el buen funcionamiento, después comenzó la dinámica de preguntas y respuestas.

“Cuando llegué a este equipo les dije a mis jugadores que yo quería estar en Primera División, si quieren acompañarme adelante y los que no háganse a un lado, hoy damos un paso importante y sin duda todos me quieren acompañar en este sueño”. Esa fue la única estrofa que pude grabar antes de salir de la sala de prensa.

Sin duda era un hombre comprometido que sabía lo que quería, en cuartos de final contra Alebrijes lo demostró. Ahí comenzó el difícil proceso de comerme mis palabras, admitir que yo estaba equivocado y después con el funcionamiento de Lobos me convenció de que era el equipo que merecía el ascenso.

Incluso en el partido de vuelta contra Dorados, cuando el duelo estaba dos cero a favor del local no le vi un solo motivo para remontar el marcador. Pero otra vez estaba equivocado. Todo Lobos estaba nervioso, no podían mantener el balón y el segundo hombre más comprometido con todo el club dio la cara por Rafael Puente del Río. Diego Jiménez recibió un pase largo, corrió y protegió el balón hasta el último momento, cuando se estaba cayendo definió con la parte interna y el estadio Banorte enmudeció.

Eso contagió al equipo, se quitaron el nervio, el equipo se llenó de valor y Amaury Escoto se atrevió a rematar de volea en el área para empatar el marcador. Al terminar el partido Rafael corrió como niño chiquito, se dirigió a una grada, brincó y abrazó a su padre que estaba en la tribuna. Sus jugadores lo acompañaron e hicieron lo mismo, una muestra de fraternidad, de deseo y amor en una sola imagen.

Después y entre lágrimas, con la voz entrecortada agradeció a su familia: “muy agradecido con dios y mi familia, me dijeron ‘es tu sueño vas que voy contigo, salte de la zona de confort y yo te acompaño’, eso tiene un gran valor. Se lo dedico a mi mujer, la principal gasolina para que mi motor funcione todos los días, a mis hijos, a mis papas y hermanas que siempre me apoyan. Yo le digo a todos los mexicanos que no abandonen su sueño, luchen con preparación y humildad”.

Rafa me has callado la boca, pero no solo a mí. También a quienes te criticaron, te apalearon y te subestimaron. Estoy convencido que se viene una nueva era contigo, una nueva forma de trabajar con poco y de dar resultado en corto tiempo.

 

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon