Link copiado al portapapeles
#Futbol

Guillermo Ochoa y un “sueño europeo” convertido en pesadilla


Guillermo Ochoa salió de México en 2011 con la mira puesta en Europa, Seis años después, ese sueño se sigue alimentando, pero con un pequeño cambió: ya es una pesadilla.

En el futbol europeo hay varios jugadores mexicanos que están destacando. Javier Hernández, Carlos Vela y Marco Fabián son algunos buenos ejemplos. Sin embargo, dentro de toda esta camada de jugadores hay uno al que los últimos años su carrera no lo ha tratado de la mejor manera e incluso se ha llegado a menospreciar su trabajo: Guillermo Ochoa.

Sí, el arquero canterano del América no ha tenido las temporadas llenas de éxito, pero antes de criticar o alabar su accionar, se debe reconocer el hecho de que él decidió y pudo salir de México en busca de su “sueño europeo”, donde su primer paso lo dio con el Ajaccio de Francia. Es claro que no fue un Manchester United u otro equipo poderoso, pero incluso con todo en su contra, Ochoa logró destacar.

Fue parte vital para que el cuadro de Córcega se mantuviera en la Ligue 1 por dos temporadas consecutivas, por desgracia en la tercera (2013-2014) fue la vencida, con ella llegó el descenso y por ende, críticas o menosprecios al trabajo de Memo, quien sin lugar a dudas fue de las partes más rescatables del equipo en esa campaña, pero que poco importó, pues estaba descendido.

Vino el Mundial de Brasil 2014 y todos recordamos las buenas actuaciones del hoy ex portero del Granada que le permitieron arribar a al Málaga de España, pero cuando todo parecía enderezarse para Guillermo, tuvo que comer banca casi por completo durante dos temporadas, dejando muy en el olvido la justa mundialista que le permitió llegar al balompié ibérico.

Para pasar el trago amargo, Ochoa tuvo que cambiar de aires nuevamente. Aunque suene agresivo, necesitó bajar su categoría para poder demostrar aquello que lo llevó a Francia, Brasil (Mundial) y el Málaga. El Granada lo recibió con los brazos abiertos y sí, encontró la regularidad deseada, pero como siempre, con críticas de por medio.

Y es que Guillermo, como cualquier otro jugador, falló en ciertos momentos con el conjunto nazarí, sobre todo al principio de temporada y con ello vinieron comentarios poco positivos, que se agravaban con las sendas goleadas que recibía su equipo jornada tras jornada. Sin embargo, Memo, en una especie de deja vú, volvió a sufrir lo que tres años antes: ser figura en medio de la tempestad.

Pese a las derrotas abultadas, el ex americanista fue la gran figura del Granada y sus números lo respaldan, al ser el arquero con mayor número de atajadas en el futbol europeo (también el que más goles ha recibido), aunque eso, a estas alturas no es relevante, ya que el cuadro nazarí estuvo condenado a perder la categoría y Guillermo Ochoa (su segundo descenso) quedará con esa mancha en su currículum. No importa lo bien que haya hecho su trabajo.

La nueva aventura del portero mexicano, otra vez, no pinta para ser la mejor en Europa. El Standard de Lieja, en la liga de Bélgica, acaba de hacer su presentación oficial y con eso Ochoa se suma a un conjunto sin muchas pretensiones en el futuro inmediato. Si bien el descenso del Lieja no se ve posible, tampoco es que ilusione con ganar el campeonato local y participar en campeonatos de europeos. Su noveno lugar en la campaña 2016/2017 es el mejor ejemplo.

Ochoa seguirá siendo parte de la legión mexicana en el extranjero, pero al parecer seguirá padeciendo de estar a un nivel de gran competitividad y su carrera continuará bajo críticas. Porque al final de todo, el paso de Guillermo Ochoa por el Viejo Continente se puede definir como sufrimiento, el cual ha sido mucho castigo para un futbolista que ha respondido, pero que quedará marcado por las “injusticias” del futbol.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106