Link copiado al portapapeles
#Futbol

El clásico español, un negocio al que no todos pueden pertenecer


Un negocio que se torna interesante para el futbol, pero demasiado caro para disfrutar en un bar o restaurante. Habría que preguntar cuánto dinero le dejó a los negocios un espectáculo que tan solo dura dos horas

Desde las 8 de la mañana de este domingo cientos de aficionados comenzaron a buscar alternativas para observar el partido entre Real Madrid y Barcelona. El juego que estuvo en las tendencias de búsquedas más alta por alrededor de 8 horas, según datos de Google Trends. El clásico español se ha convertido en un espectáculo que atrae a cientos de aficionados en todo el mundo, aficionados que terminan siendo un excelente negocio para ambos equipos.

Tan solo en el encuentro de la jornada 33 de la Liga de España entre Real Madrid y Barcelona, el equipo madrileño pudo recaudar más de 150 millones de pesos por concepto de taquilla. No cualquiera se da el lujo de pagar un boleto que va de los 1,100 a los 3, 300 pesos por dos horas de espectáculo en uno de los estadios más imponentes del mundo: el Santiago Bernabéu.

Para ser más exactos, por el partido ya mencionado, el Real Madrid cerró las taquillas con una ganancia de 194 millones de pesos. Además de los 400 millones de televidentes, que supera a los 200 millones que normalmente observan el Super Bowl, todo lo que genera el partido en todo el mundo deja una excelente ganancia para las arcas de los equipos.

A principio de temporada ambos clubes deciden vender sus derechos de televisión que se cotizan para el Real Madrid por 1,090 millones de dólares (mdd), mientras que Barcelona ingresa por ese rubro 1,070 mdd, según datos de Forbes. Además por la parte comercial, el conjunto blanco ingresa 1,100 mdd, una cantidad que es mayor a la captada por el equipo blaugrana que lleva a sus arcas la cantidad de 970 mdd. Nada mal para el negocio del futbol.

Pero ahí no termina todo, nos falta contabilizar la derrama económica dentro del estadio. Una cerveza o un aperitivo para los más de 80 mil espectadores en el Santiago Bernabéu puede ser un ingreso similar a la venta de boletos. Todo generado por un partido con planteles que juntos rondan los 1,500 millones de dólares, una cifra aplastante para el futbol mexicano o argentino, que cuentan con equipos pequeños en el tema económico.

Ver a los dos jugadores más importantes del mundo cara a cara es algo exorbitante para un aficionado mexicano que tendría que desembolsar alrededor de 60 mil pesos para viajar a España, hospedarse y comprar los boletos para el clásico español. Si bien es algo “que vale la pena” tendríamos que ahorrar por unos meses para presenciar un espectáculo que genera cantidades importantes de dinero.

Mientras todo eso sucede yo preferí unirme a una transmisión por Facebook porque era la única forma de observar un partido sin pagar por un sistema de cable que transmite la señal, a pesar de que en unos momentos se congelaba la imagen pude disfrutar de un juego con tan solo una computadora, una cuenta de Facebook e internet. Compartí con alrededor de 4 mil personas la experiencia de una nueva forma de transmisión que favorece a una gran parte de personas que no pueden ser parte del negocio.

Un negocio que se torna interesante para el futbol, pero demasiado caro para disfrutar en un bar o restaurante. Habría que preguntar cuánto dinero le dejó a los negocios un espectáculo que tan solo dura dos horas, pero paraliza a 400 millones de personas en el mundo para ver el Real Madrid contra Barcelona.

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon