Link copiado al portapapeles
#Futbol

Cruz Azul, el ejemplo perfecto de la medianía del futbol mexicano


Si hay algo que caracteriza al futbol mexicano es la emoción. Sí, esa exaltación que producen las últimas jornadas para saber quien llega a la liguilla y, por supuesto, la “fiesta grande” en sí. Es decir, cada torneo, los últimos dos meses son los que valen y al mismo tiempo los que demuestran la medianía del balompié azteca.

El más claro ejemplo de lo anterior es Cruz Azul. Otra temporada más, los celestes han quedado a deber con sus resultados. No importó su nuevo técnico o las contrataciones, las “cruzazuleadas” han aparecido de una forma inexplicable. Sin embargo, pese a su mala campaña, fue capaz de ir a la casa del Toluca, líder en ese momento, y propinarle una derrota. Unos días después, contra Puebla dejó ir el triunfo de una manera inexplicable.

Este fin de semana, con la mira puesta en darle a su afición una alegría, pudo ganarle a Chivas, flamante ganador de la Copa MX y uno de los candidatos al título. ¿Y qué creen? Aunque parezca sorprendente, aún tiene posibilidades de entrar a la liguilla, pocas pero las tiene. Así de benevolente es el futbol mexicano.

Pero “La Máquina” no es el único ejemplo. Ahí están los Tigres, con un arranque del Clausura 2017 bastante malo, aún puede colarse en los últimos ocho para disputar el título. ¿O qué decir del León? Que llegó a estar en el último lugar general y hoy en día ahí está, a un puesto de la “fiesta grande”.

Muchos pueden ver como competitivo al futbol azteca, donde “cualquiera le puede ganar a cualquiera”, pero lo cierto es que lo que falta es regularidad. Falta un sistema en el que realmente se “castigue” el jugar mal y no que, con unos cuantos partidos ganados, puedas ser de los mejores del torneo. Porque a estas alturas de la campaña, la realidad es que ni Cruz Azul y Tigres deberían tener oportunidad de luchar por el campeonato, por más mínimas que sean esas opciones.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106