Link copiado al portapapeles
#Futbol

Barcelona necesita de La Masía para volver a reinar en el futbol mundial


Barcelona llegó a la cúspide del futbol mundial acompañado de su proyecto base: La Masía. Hoy en día necesita nueva cuenta de esa formación de jugadores para volver a lo más alto, antes de que Messi y compañía dejen un hueco.

“Més que un club”, esa es la frase que define históricamente al Barcelona. La capacidad de apoyar a sus jugadores, en más aspectos que solo el futbol, es uno de los motivos para llamarse así y el proyecto modelo que nació bajo esa ideología fue la cantera blaugrana, mejor conocida como La Masía.

Con la finalidad de encontrar jugadores destacados y hacerlos parte de su institución (como todos los clubes), el Barcelona creó su cantera y al pasó de los años formó futbolistas de clase mundial. Sin embargo, el momento de mejor “cosecha” por parte de La Masía llegó hasta a mediados de la primera década del siglo XXI.

Con la ideología de Johan Cruyff en el esquema comenzaron a sobresalir jugadores que hoy en día no necesitan presentación: Lionel Messi, Andrés Iniesta, Cesc Fábregas y Gerard Piqué son algunos que, con Pep Guardiola, alcanzaron su máximo esplendor, al punto de dominar el futbol mundial.

Por desgracia para el Barça parece que esa época dorada ha llegado a su fin. Esa forma de juego que lo hizo el “todopoderoso” está desapareciendo. Para empezar, futbolistas que pintaban para ser el relevo generacional como Christian Tello (préstamo), Sergi Samper (préstamo) y Munir (préstamo) partieron del club, ya sea para foguearse o porque no han cumplido con las expectativas.

Además, el Barcelona dejó salir definitivamente a futbolistas que fueron parte importante para la obtención de títulos como Fábregas; o a prospectos con gran futuro como el que está forjando Thiago Alcántara con el Bayern Múnich.

Sin embargo, más allá de las salidas que ha sufrido, el gran problema para los culés en la actualidad es la falta de lo que siempre han presumido: sus jóvenes de la cantera. En realidad, en la temporada 2016-2017, el futbolista con menor edad, proveniente de La Masía, es Sergi Roberto, con 25 años de edad. El resto (Messi, Piqué, Masip y Busquets) están en la etapa adulta de su carrera o bien ya en el ocaso, como es el caso de Andrés Iniesta.

El Barcelona necesita volver a sus orígenes. Le urge encontrar el reemplazo (o lo más cercano a) para cuando Messi y compañía decidan abandonar el club o terminar sus carreras, para su fortuna aún hay algunos años para que eso pase. Sin embargo, sus últimos “intentos” no han funcionado del todo (por lo menos hasta ahora), por lo que deben ponerse a trabajar seriamente otra vez.

Los blaugranas deben regresar a su ideología y proyectar a futuro a jugadores. Deben reafirmar lo que siempre los ha acompañado: ser “més que un club”.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106