Link copiado al portapapeles
#Futbol

Sergio Ramos es un arma de doble filo para el Real Madrid


Sergio Ramos ha vuelto a aparecer en el momento que más lo necesitaba el Real Madrid. Cuando parecía que la noche en Italia se complicaba, y con ella el pase a los cuartos de final de la Champions League, dos cabezazos del capitán blanco (uno fue tomado como autogol) dieron el oxígeno que necesitaba para encarrilar la eliminatoria. Sin embargo, al paso de las horas, con la euforia atrás, se debe decir que Sergio aún no ha hecho la tarea más importante: defender.

Sí, aunque por los goles importantes se nos llegue a olvidar, tenemos que recordar que el jugador sevillano es defensa central, no un delantero. Sí, los madridistas celebran sus goles porque valen han valido oro, pero no hay que dejar de lado que en su función principal, Ramos ha fallado notablemente en la campaña 2016-2017 y los datos son contundentes.

Hasta antes del partido contra el Eibar (jornada 26), el capitán merengue se había plantado en el césped mil 422 minutos, sólo considerando la liga española. En ese tiempo, el cuadro blanco permitió 21 anotaciones, es decir una cada 68 minutos, una estadística que contrasta cuando no está en el campo, pues el Madrid sólo había permitido cuatro anotaciones en los 738 minutos que no estuvo el “4” (un gol cada 105′). Dejando en evidencia la forma defensiva en la que está.

En la Copa del Rey sus números negativos también sobresalieron. Tres partidos disputados, dos empates, una derrota y siete goles como saldo. Sus números no son casualidad.

Lo grave para los de Chamartín es que los errores de su líder también han representado pérdida de puntos. Su última noche negra fue contra Las Palmas, donde colaboró en dos goles de manera directa para que el resultado concluyera con 3-3 final y con el Real perdiendo la cima del campeonato. Aquí también se debe agregar la eliminación copera, en manos del Celta de Vigo. 

“Hace una semana me mataban, hace un mes era muy bueno y no por meter goles seré un héroe”, mencionó el defensa tras la eliminatoria contra el Napoli y tiene razón, pero quizá si defendiera como ataca, siempre sería visto como ese super hombre que dice no ser.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106