Link copiado al portapapeles
#Futbol

El principal promotor del futbol fueron los Súper Campeones


Los Súper Campeones funcionaron como una forma posicionar el futbol en Japón, todas las historias giran con el profesionalismo dentro y fuera de la cancha.

Detente un momento y recuerda la serie japonesa “Los Súper Campeones”, será inevitable pensar en las grandes hazañas que realizó Oliver Atom junto a sus compañeros para hacer que el Niupi fuera conocido. Las partidos que duraban días en terminar, los enfrentamientos contra Benji Price, Steve Hyuga, Richard Tex Tex y Ralph Mellow. Todo fue creación de Yōichi Takahashi, el historietista pensó en todo y provocó en los televidentes una sensación de jugar al futbol, hizo que en Japón se incluyera al balompié y el deporte fue aceptado por los niños.

Mientras presenciaba la mesa de análisis de la serie japonesa Súper Campeones que tuvo como sede la sala Lucio Mendieta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, recordaba varias de las facetas de Oliver, los retos para sobresalir en Japón, Brasil y España. Al mismo tiempo los ponentes dividieron la sesión en temas para desarrollar la serie en futbol actual.

-La Afición

Cuando la serie surgió el futbol era desconocido en Japón, pero el anime logró que la afición al balompié creciera y se hiciera popular, el desarrollo da parte a una aceptación del deporte. Los Súper Campeones se trasladó a una cultura y a la realización de los personajes, detalló las diferentes clases sociales y lo que cada uno tiene que hacer para sobresalir. El contexto fue esencial para que los seguidores a la caricatura se reflejarán en cada uno de los personajes. Algunos se identificaban con Hyuga y todo lo que tenía que hacer para ayudar a su familia para salir adelante, Oliver de clase media quien entrenaba a diario y ayudaba en los labores del hogar y finalmente Benji, un personaje de la clase alta que tenía la posibilidad de ser entrenado por distintos estrategas.

Pero nunca se perdió la esencia, el apoyo familiar fue indispensable para realización y el mensaje que trasladó a los seguidores fue de una construcción de la familia apoyando en todo momento: “Para eso estamos los padres, para apoyar”, hizo referencia la mamá de Oliver en un de los capítulos.

-El futbolista

Roberto Sedinho, quien conoció a Oliver y lo ayudó a perfeccionar su técnica. Este personaje reflejaba uno de los factores de la vida del futbolista fuera de la cancha: el alcoholismo y clase social. Las condiciones que existen en cada país para practicar deporte y crear profesionales.

Los fanáticos creaban una representación de cada uno de los personajes, “al finalizar un capítulo tenías una sensación de tomar un balón y salir a jugar con el propósito de sobresalir en equipo, también existía una fusión de cultura del deporte y religión” comentó el licenciado Emanuel Velazco Arriaga, quien formó parte de la mesa de análisis.

La verdad es que la caricatura reunía la vida dentro y fuera de la cancha, algo que vemos en el futbol actual. Todo lo que tenía que realizar un futbolista para progresar, se relata perfectamente el profesionalismo a la niñez.

-Futbol Fantasía

Recuerdas esas entrañables jugadas de los Hermanos Koriotto, el “huracán en el cielo” fue una las acciones más impresionante con la que pasábamos mirando en la televisión. El “tiro del tigre” o el “tiro con chanfle”, son otras de esas jugadas que se convirtieron en un entrenamiento constante en la vida real para tratar de imitar lo que sucedía en la pantalla, pero en la realidad alguna vez lo hizo René Higuita y su “escorpión” en pleno partido con la selección de Colombia. La fantasía terminó de trasladarse en el deporte espectáculo.

Uno de los ejemplos más sencillos se realizó en el Mundial Sub-17 de México en 2011, el partido de semifinales de México en contra de Alemania y todo iba en contra. Julio Gómez se baña en sangre después de un choque de cabezas, regresa al campo con la cabeza vendada y en un tiro de esquina mete el gol de la victoria de chilena “toda una fantasía aterrizada a la realidad”, relata Jorge Badillo, catedrático de la UVM. Finalmente se crea un héroe en un escenario utópico.

-¿Hasta dónde puede llegar el futbol en la imaginación?

Sin duda no se tienen límites, la caricatura posicionó un deporte en Japón, una forma aceptada de la concepción del futbol. También nos trasladó al balompié fuera del país, las barreras, la cultura y un paso a paso para llegar al éxito. La mercadotecnia un reto para los clubes europeos, para los equipos comprar jugadores de otros países con el objetivo de una expansión o fortaleza de mercado.

Los Súper Campeones son un vivo retrato del deporte profesional dentro y fuera de la cancha, creación de profesionales y familia con un espíritu de superación. Pero en México revolucionó a la niñez en el futbol, un deporte que forma parte de la canasta básica del mexicano: “arroz, huevos y mucho futbol”.

 

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon