Link copiado al portapapeles
#Futbol

Camerún celebra y Africa aplaude, el futbol ganó en la CAF


Camerún recibió a su selección como héroes, personas que fueron capaces de cambiar su mentalidad ante las adversidades, un grupo que por un momento hizo olvidar los problemas de sanidad y económicos de su país para regalarles felicidad. Un momento de respiro para voltear al cielo y sonreír.

Corría el minuto 88 del partido final de la Copa Africana de Naciones, el encuentro entre Camerún y Egipto estaba empatado a un gol. Del pie de Siani salió un pase largo que Aboukabar logró bajar entre dos defensas, para después hacer un “sombrerito” al central y disparar para poner el 2 a 1. Samuel Eto’o celebraba en las gradas, Camerún consiguió su quinto título y Egipto perdió su marca de no perder ninguna final en la competición.

Durante el torneo el entrenador de los Leones, Hugo Bross, decidió dejar en la banca a los hombres más caros de su plantilla: Nicolas N’Koulou (8 millones de euros), Clinton N’Jie (7 millones de euros) y Vicent Aboukabar (10 millones de euros). Juntos los futbolistas sumaban 25 millones de euros, el doble que el once que prefirió utilizar el entrenador belga.

Nada se le puede reclamar a Bross, quien con su modesto once inicial logró empatar dos partidos y ganar uno para clasificar segundo del grupo “A” con 5 puntos. Quizá las negativas de ir a su selección por parte de algunas estrellas hizo que el entrenador conformara un equipo modesto, pero con intensidad, veloz y con hambre para que sus nombres fueran conocidos en el continente africano.

Joel Matip prefirió quedarse con el Liverpool, al igual que Eric Choupo-Moting con el Shalke 04, ellos festejaron desde sus casas. El futbol desplegado fue de admirarse, no era el más vistoso, sino el más inteligente. El estratega utilizó sus fortalezas para jugar de distinta forma en cada partido, quizá precavido, pero letal en el ataque. En 6 partidos disputados apenas lograron anotarle en tres ocasiones, mientras Camerún fue la segunda mejor ofensiva con 7 anotaciones.

Ambroise Oyongo disputó todos los minutos con los Leones y comparó a su selección con Alemania: “No tenemos grandes figuras en el equipo, pero tenemos una mentalidad fuerte. Si te fijas en Alemania, tampoco tiene a los mejores jugadores, pero cuando la ves jugar, se nota que es un grupo, que es un equipo. Y por eso tiene tanto éxito”.

A dos días del logro, Camerún recibió a su selección como héroes, personas que fueron capaces de cambiar su mentalidad ante las adversidades, un grupo que por un momento hizo olvidar los problemas de sanidad y económicos de su país para regalarles felicidad. Un momento de respiro para voltear al cielo y sonreír.

En lo particular, la selección también se embolsó 4 millones de dólares de premio, cifra que representó un incremento significativo por primera vez en su historia. En total se repartieron 16 millones con 400 mil dólares a los participantes del torneo y el premio mayor será su participación en la Copa Confederaciones 2017, una vitrina que sin duda será una nueva oportunidad de darse a conocer individualmente.

Con el campeonato, los jugadores intentarán obtener un mejor contrato, saben que el torneo estuvo lleno de visores que buscan talento para equipos de Europa, ese es el caso de Christian Bassogog, quien fue nombrado jugador del torneo y con 21 años deberá conseguir un mejor salario con su club, el Aalborg BK de Dinamarca, o un contrato con un mejor equipo de Europa. Sin embargo, el campeonato fue en equipo y en África fue una excusa para aplaudir: el futbol como unificación.

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon