Link copiado al portapapeles
#Futbol

Comisión del Jugador y Centroamérica, la otra opción para jugadores sin contrato


La regla 10/8 ha venido a afectar el desarrollo del futbolista mexicano, aún más. Sin embargo, uno de los motivos principales también se debe centrar en el famoso draft que desde hace años se desarrolla en México y cada seis meses deja sin la posibilidad de jugar a varios jugadores que no lograron firmar un contrato. Afortunadamente para ellos, sigue existiendo una posibilidad de mostrarse, una opción para no terminar su carrera antes de lo esperado.

Dentro de las críticas que puede recibir la Comisión del Jugador, hay un hecho que al menos se debe reconocer y es que ha tratado de reinsertar a futbolistas que quedaron en la línea y no tuvieron cupo en la Liga MX o el Ascenso, ¿cómo? A través del equipo de la institución.

Al inicio del 2017, este conjunto participó en el torneo “FIFpro América” celebrado en Cali, Colombia. El propósito principal es que los jugadores se muestren y encuentren algún acomodo en otros países, como sucedió en las tres ediciones pasadas donde ha estado México.

“Más allá del resultado, lo importante es colocar a los muchachos. Ya no en México porque ya han cerrado los registros, sino en otra parte como Centroamérica, Estados Unidos, Sudamérica, Europa o hasta Asia”, comentó Héctor Herrera, director técnico del combinado.

Y así, poco a poco, el futbol de Centroamérica se vio inundado de jugadores tricolores, como Gregorio Torres (Cruz Azul, Santos, Pachuca) y Emilio Navarro (Veracruz, Tigres, Chivas), que consiguieron contrato en Nicaragua para ser campeones con el Real Estelí; o Fernándo López, quien llegó a las “exóticas” tierras de República Dominicana.

Sin embargo, Guatemala se ha convertido en la “segunda casa” para los tricolores, donde incluso se pudo ver a Agustín Herrera, Carlos Kamiani y Amaury Escoto liderando la tabla de goleo del torneo chapín.

Ustedes dirán, “pero esos no son tan conocidos, no tenían de otra”. Bueno, pues en la actualidad está el caso de un jugador que llegó a ponerse la camisa de la Selección Mexicana: Joel Huiqui.

“Muchas veces los jugadores, en vez de quejarse por la falta de oportunidades o de la regla 10/8, se vienen a trabajar aquí, porque estar en cancha, con el balón, con los compañeros, los hace sentirse vivos”, comentó el ex defensa del Cruz Azul y Morelia.

El problema no sólo se vive en México

El torneo del FIFpro celebrado en Colombia también tuvo representativos del país sede, Uruguay, Brasil, Perú, Costa Rica, y Paraguay, demostrando que el no encontrar un contrato también se ve en otras latitudes.

“Mis compañeros y yo tenemos cuerda para rato porque estamos bien en lo físico”, fueron las palabras del paraguayo Wálter Vílchez, quien también tuvo pasado en el balompié azteca.

“Espero que se pueda dar algo, que suene mi celular ojalá con una propuesta interesante porque aún tengo mucho para dar”, dijo el colombiano Edward Jiménez. Y así como él, están Huiqui, Vílchiz, Diego de la Cruz, Edmundo Ríos y un largo etcétera sumados a lo largo de toda América Latina y el mundo. El futbol aún no ha acabado para ellos y se aferran a él.

 

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106