Link copiado al portapapeles
#Futbol

Dinero y futbol, no existe otro futuro para Hirving Lozano


Al paso de los años, México se ha encargado de exportar jugadores mexicanos al extranjero y cada vez lo hace con mayor frecuencia y a un costo que también se ha maximizado. Sin embargo, hoy en día, Pachuca tiene en sus manos a toda una joya, un diamante (cada vez más pulido) que puede hacer explotar el mercado azteca como ningún otro jugador. Sí, él es Hirving Lozano. 

Lozano no lleva ni tres años en el futbol profesional y ya se ha convertido en el futbolista con una de las mejores cotizaciones en la historia de la Liga MX. A mediados del 2016, los “Tuzos”, conscientes de la gran atracción que su jugador estaba generando en México y en el extranjero, le hizo una ampliación de contrato, en la cual se estableció una cláusula de rescisión de 20 millones de dólares para el equipo que lo quisiera fichar, una cifra que luce de escándalo.

De acuerdo al diario El Economista, esa cláusula establecida para el “Chucky” sólo es superada por la de André-Pierre Gignac (28 mdd) y la de Jürgen Damm (23 mdd), pero la gran diferencia radica en su proyección a futuro. Con sus 21 años, Hirving tiene todo a favor para llegar a Europa y romperla, algo que el francés ya vivió y que a Damm, con sus 24 primaveras, parece alejarse cada vez más.

Y ya que estamos hablando de fichajes y Europa, ¿qué lugar ocuparía la venta de Lozano Bahena si se pagan los 20 mdd? Para ser concretos, como el más caro de toda la historia del futbol mexicano, no importa de quién estés hablando.

En el momento que se escribe este texto, la transacción más cara de un jugador extranjero, que radicaba en la Liga MX, es la de Enner Valencia. El West Ham United inglés pagó por el ecuatoriano una cantidad de 24 mdd en 2014. Sin embargo, si consideramos el tipo de cambio actual, esa cantidad apenas y es mayor a 16 mdd, cuatro menos que el costo de Hirving.

Ahora, si valoramos la venta más importante de un futbolista mexicano, proveniente de la liga local, el jugador de Pachuca superaría, por mucho, los 14 millones de dólares que pagó el Atlético de Madrid por Raúl Jiménez en 2014 y sin considerar ningún cambio en el precio de la moneda.

Algunos de ustedes podrán considerar que el precio es muy alto, pero Lozano ha demostrado que los vale. No es por nada que en menos de tres años se haya convertido de un desconocido a la actual promesa del futbol mexicano. No es por nada que en el último año fue el jugador que más faltas recibió en la liga (150) y el goleador tricolor más importante del Apertura 2016 (siete goles).

El futuro de Hirving Lozano está en el extranjero y parece ser que dará, cueste lo que cueste.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106