Link copiado al portapapeles
#Futbol

Atlético Nacional y Juan Carlos Osorio, una revolución colombiana


Juan Carlos Osorio puede ser criticado por su sistema de juego, pero es innegable que el entrenador colombiano llevó a lo más alto al Atlético Nacional, con todo y su filosofía

“Cuando fui por primera vez a Manchester, fui al United y le pedí al Sir Alex Ferguson que me dejara entrar en el entrenamiento. Me dijo: ‘La manera de mantener una buena competencia entre los jugadores es darles la oportunidad de competir y jugar’,” y desde ahí Juan Carlos Osorio ha entendido que las rotaciones son buenas.

El colombiano ha sido muy criticado por el sistema de rotaciones que hace en cada partido. Sin embargo, es una fórmula que le ha funcionado desde años atrás, principalmente en el Atlético Nacional de Colombia.

Juan Carlos llegó al conjunto verdiblanco en 2012, después de su paso por la MLS y un breve (y mal) episodio con Puebla, aunque no sabía lo que el destino tenía preparado para él y su nuevo club, que comenzó a vivir una de sus mejores épocas.

Desde su arribo, “El Predicador” demostró tener los argumentos necesarios para ocupar el puesto y ganó la primera Superliga del club, este título marcó el inicio de todo.

En cuestión de ligas, Osorio no dejó insatisfechos a los seguidores nacionalistas, pues se proclamó como el mejor en tres ocasiones y de manera consecutiva entre 2013 y 2014, quitando una sequía de dos años sin ese trofeo.

Al igual que en el campeonato liguero, el Atlético de Osorio confirmó lo bien que estaba haciendo las cosas cuando ganó la Copa Colombia espalda con espalda (2012-2013). Hecho más plausible si se considera que este club jamás se había llevado a casa el trofeo del certamen.

El gran pendiente del ahora seleccionador mexicano, fue un título a nivel internacional para las “Verdolagas”, aunque eso no quiere decir que su accionar haya sido pobre. Lo más cerca que estuvo de conquistar un torneo de esa índole fue en la final de la Copa Sudamericana de 2014, pero River Plate le “arrebató” el sueño al club, a los hinchas y a “El Míster”.  

Pese a los buenos años vividos, no todos estuvieron conformes con Osorio, uno de ellos Javier Alexander Macías, periodista colombiano comentó: “Hay que darle las gracias por los títulos, pero tiene que irse ya. Es un técnico que pierde la cabeza cuando se va perdiendo en la cancha, hace cambios incomprensibles”.

En la actualidad, parece que la inercia Osorio sigue más viva que nunca. Tras su salida del cuadro colombiano, para irse al Sao Paulo de Brasil, los verdiblancos no han dejado de ganar e, incluso, hicieron la tarea que dejó pendiente su ex DT: ganar la Copa Libertadores (para estar en el Mundial de Clubes 2016), más una nueva liga, Superliga y Copa. 

No importa cual ha sido su método, Juan Carlos Osorio supo llevarlo a buen puerto con el Nacional y conquistar dos títulos en promedio en cada uno de los tres años que estuvo en la institución. Hoy en día, con México también recibe críticas, pero sus resultados no han sido malos. El colombiano ha demostrado que puede y sabe hacer las cosas bien.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106