Link copiado al portapapeles
#Futbol

Los puntos de contacto entre la religión y el deporte


Alberto García Aspe anotó un gol que valió una victoria sobre Uruguay en la fase de grupos de la Copa América de Colombia en 2001. Después de poner el balón en la red, el mítico 8 de la Selección levantó su playera verde y mostró una imagen de la Virgen de Guadalupe, dedicándole su anotación. La religión siempre presente en el deporte.

religión

El deporte, al ser una actividad humana, no está exenta de la religión. Tanto dentro como fuera de la cancha. De hecho, en el santoral católico, Luigi Scrossoppi, quien fue canonizado por el papa Juan Pablo II, tomó el nombre de “santo patrón de los futbolistas” y de hecho es representado con una pelota de futbol. La medida fue tomada gracias a que según el obismo de Austria, Alois Schwarz, mencionó que el italiano profesó los valores que se debe el deporte: constancia, perseveración.

 

También hay partidos que se pintan por la influencia de un la religión como el derbi de Milán con la Madonnina, representando a la Asunción, que está en la parte superior de la catedral de la capital lombarda en Italia.

de-jong

Los milagros y sus pagos también han tomado el deporte y es que en 1986, se cuenta que Carlos Bilardo, entrenador de la posterior campeona, Selección Argentina, prometió a la Virgen de Jujuy, que de ganar el título en México, el conjunto regresaría para agradecer. Posterior a la segunda estrella en el escudo albiceleste, aquel equipo nunca regresó y se dice que es el motivo por el que los sudamericanos no han podido ganar otro campeonato del mundo.

 

En México, las playeras tuvieron, antes de la regla de FIFA de amonestar a un jugador, un lienzo para enseñar las creencias religiosas que pasaron desde manifestaciones protestantes como la playera que decía “alto, Jesús te ama” o a Francisco “Kikín” Fonseca que mostraba la imagen del Sagrado Corazón de Jesús cada vez que anotaba en su etapa con los Pumas.

 

En la actualidad, sobra decir que la cabeza del catolicismo, el Papa Francisco, en el mundo presume una gran afición al futbol, en especial a San Lorenzo de Almagro, equipo que ganó una Copa Libertadores y una Liga Argentina desde que Jorge Bergoglio tomó el obispado de Roma.

papa-francisco-san-lorenzo

Esto ha abierto oportunidades para que ambas manifestaciones se encuentren, como el partido por la paz, impulsado por el jerarca católico, en el que se reunieron distintas figuras futbolísticas para impulsar organizaciones y caridad de la Iglesia en Italia, teniendo ya dos ediciones.

 

La religión y el deporte: dos manifestaciones humanas que también se encuentran en el plano simbólico: según Roger Callois, filósofo del juego, en el “agón”, la “competencia a muerte”, son los dioses los que deciden por qué lado se decantará la balanza: o es Héctor, o es Aquiles.

 

Link copiado al portapapeles

Omar García

@Omarrgc