Link copiado al portapapeles
#Futbol

Alberto Spencer entre dos hemisferios


El Real Madrid de finales de los 50 y principios de los 60 tuvo quizás, la década definitiva para ganar el premio al Mejor Club del Siglo XX. Sin embargo, ni los merengues pudieron con otro gigante del siglo pasado: Peñarol. Chamartín fue el escenario de su gesta épica y Alberto Spencer su gran gestor.

Alberto Spencer nació un 6 de diciembre en 1937 en Ancón, Santa Elena. Una región en la parte sur de Ecuador, cerca de Guayaquil: la gran capital futbolística del país sudamericano y casa de los grandes: Emelec y Barcelona.

En 1953, su equipo local, Los Andes, lo debutó. Y casi de inmediato, vistió su primer playera en Primera con Everest, donde jugó hasta 1959. Entonces llegó el gran salto. Ecuador le quedó chico y llegó al gigante charrúa: el Peñarol. A partir de su llegada, los aurinegros dominaron la escena nacional con siete títulos ligueros entre 1960 y 1970.

Alberto Spencer

Sin embargo, el gran éxito fue sudamericano por completo. Seis finales de Copa Libertadores y ganando tres que los pusieron como la potencia de la época, sólo equiparándose al Madrid de Di Stéfano, Puskas y Gento.

Dentro del club, Spencer se convirtió en el gran ariete de Peñarol, marcando 54 goles en ese lapso dentro de la Copa Libertadores, siendo a la fecha, el máximo goleador en la historia del campeonato. De hecho, Spencer fue el primer gran parámetro de los goleadores al bautizar el hat trick (tres goles), poker (cuatro) y repoker (cinco) en la historia del campeonato continental.

Sin embargo, en la escena nacional, Spencer fue “vela en la oscuridad” para Ecuador, llegando como máximo a las eliminatorias de los Mundiales de Chile 1962 e Inglaterra 1966 y dejando la oportunidad a la generación de Alex Aguinaga para llegar a su primer Copa del Mundo en Corea Japón 2002.

A pesar de ello, la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol nombró a Spencer el Mejor Jugador Ecuatoriano del Siglo XX, además de formar parte del Top 20 de jugadores sudamericanos y miembro titular del equipo del siglo pasado.

“Candil de la calle, oscuridad de la casa”. Alberto Spencer construyó la leyenda de Peñarol en el punto más alto de su historia, sin embargo, su contexto con la selección no fue el propicio.

Alberto Spencer

Link copiado al portapapeles

Adriana Barrón

Periodista. Deportes todo el día, todos los días. Cubro futbol femenil desde 2012. Fan del basquetbol. @adribarronr