Link copiado al portapapeles
#Futbol

Hamilton vs Rosberg, la “guerra” no es de ahora


“De niños, cuando competíamos en karts, decíamos: ‘¿Te imaginas que alguna vez estemos juntos en el equipo más rápido jugándonos el Mundial?’. Y aquí estamos”, dijo Nico Rosberg en una entrevista, para EL MUNDO en 2015, respecto a la infancia que compartió con Lewis Hamilton.

Un año después esas palabras siguieron con vigencia hasta la última carrera en Abu Dhabi, donde el británico ganó en el circuito, pero el alemán se llevó el campeonato.

Es sabido que en los años recientes, la relación Hamilton-Rosberg no es del todo buena, después de algunos incidentes sufridos en la pista, como el choque en 2014 (que provocó la salida de Lewis) en el GP de Bélgica, cuando Lewis declaró a la prensa que, tras hablar con Rosberg, “[…] básicamente el reconoció que lo hizo apropósito. Él dijo que lo pudo haber evitado, pero que no quiso hacerlo”.

Y así como esa, hay otras frases que comprueban una “amistad” casi nula entre los dos pilotos, pero resulta increíble ver fotos de ambos compartiendo momentos cuando iniciaban en el mundo del automovilismo donde eran muy cercanos.

De niños era muy buena (la relación). Jugábamos al play, nos gustaba la pizza, los cereales… Nico fue cambiando”, dijo Hamilton hace unos días.

Sin embargo y pese a tener esa amistad, la competitividad entre ambos automovilistas también quedó establecida desde un principio. “Siempre hubo una competencia. Siempre querían ganar, vencer al otro. No peleaban y era una lucha amistosa. Siempre hubo risas al final”, mencionó Robert Kubica, su ex compañero de la infancia y ex piloto de la Fórmula 1.

Hoy, y desde que están en el máximo circuito, es claro que de lo anterior poco ha quedado. Si bien sigue existiendo esa competencia y ese deseo por derrotar al otro, la “pelea” ya no es amistosa y, por supuesto, la alegría sólo está de un lado.

En 2008, Lewis se llevó el campeonato, para repetir la hazaña en 2014 y 2015, dejando en segundo lugar a Rosberg y demostrándole quien era el mejor piloto del mundo y hace 12 meses todo seguía a favor del británico.

Este 2016, la moneda cambió de lado y Nico fue capaz de quitarse el peso de ver a su “clásico rival” en la cima, para ser el nuevo “rey” del automovilismo mundial y hacer efectivo el dicho de “quien ríe al último, ríe mejor”.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106