Link copiado al portapapeles
#Futbol

Champions League, la gran cuenta pendiente del PSG


“No me sorprende que el París Saint Germain, que jugó con diez contra once, haya vencido al Chelsea. Está programado para ganar la Liga de Campeones”, expresó Michel Platini tras el pase a cuartos de final del conjunto parisino en la Champions League de 2015.

Aquella edición del torneo europeo terminó por ser  conquistada por el Barcelona, que justamente eliminó al equipo francés, el conjunto de Laurent Blanc se quedó lejos de tratar de conseguir el título para el cual está “programado”.

En realidad, la potencia del PSG (o que pretende tener) se puede explicar desde que Nasser Ghanim Al-Khelaïfi llegó a la dirigencia del club en 2011, gracias a Qatar Investment Authority, principal accionista y fuerte soporte económico del club.

Para catapultar su proyecto, el presidente catarí ha desembolsado grandes cantidades de dinero en jugadores que se han convertido en estandartes pero no han llegado al objetivo principal.

Por ejemplo, en 2012 Zlatan Ibrahimović llegó a París después de que el PSG gastara 20 millones de euros para “arrebatárselo” al Milán. El delantero sueco se convirtió en el máximo goleador del club tras su salida en 2016 (hizo 156 goles), pero se fue sin una Champions League.

Sin embargo, Zlatan no ha sido la mayor inversión, pues lejos quedó su precio si se compara con lo invertido en Edinson Cavani (64 millones de euros) y Ángel Dí María (63 millones de euros), más los muchos millones repartidos entre Javier Pastore, Ezequiel Lavezzi, Lucas Moura, Jesé Rodríguez y otros más.

Lo que sí puede presumir Ghanim Al-Khelaïfi es el poderío de su equipo que, desde los cinco años que lleva al frente, se ha proclamado campeón en cuatro ligas consecutivas, acabando con la sequía de 19 años sin ese título.

También ha visto cómo su club levanta el trofeo en dos Copas de Francia, tres Copas de Liga y Cuatro Supercopas del mismo país. Es decir, en la nación francesa parece que no existe otro club.

El problema es su calidad en Europa, pues pese a los millones invertidos, el equipo no ha tenido la capacidad de hacerle frente a poderosos como el Barcelona, Real Madrid o Bayern Munich. A tal grado que, para recordar el último trofeo internacional del PSG, hay que regresar hasta el 2001, cuando consiguió la Copa Interloto de la UEFA (¿quién se acuerda de esta copa?)

Para el 2016, en la dirección técnica está Unai Emery, quien llevó al Sevilla a cuatro títulos consecutivos de la Europa League. Las esperanzas para que el PSG pueda ganar algún campeonato en Europa están puestas sobre él.

Durante la dirigencia de Nasser han pasado dos técnicos: Carlo Ancelotti y Laurent Blanc, ¿tendrá Emery la capacidad de superar a ambos y conquistar la tan ansiada Champions League? Habrá que esperar al final de la temporada.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106