Link copiado al portapapeles
#Futbol

Memo Ochoa en un matar o morir con el Granada


Nació en Guadalajara, tierra de las Chivas. Decidió jugar para el América, el rival más odiado. Emigró al Ajaccio, un equipo de poco abolengo en Francia. No ha conseguido la regularidad deseada, a pesar de ser uno de los mejores porteros en la Copa del Mundo de Brasil 2014. Hoy ha dejado al Málaga, para pasar al Granada, un matar o morir para Guillermo Ochoa.

Es complicado saber si este es el camino que siempre soñó el guardameta mexicano, si este es el rumbo que le quiso dar a su carrera después de aquellas monumentales atajadas en contra de Brasil, porque como otros ejemplos está la estadía de Claudio Bravo en el Barcelona, un equipo de élite en Europa.

ochoa brasil 2014

Si es por calidad de vida, seguro que había otros lugares para instalarse. Si es por conseguir la titularidad absoluta, seguro que en la Liga MX hacía campeón al América. Si es por dinero, seguro en la Major League Soccer se podía abrir una puerta llena de billetes verdes.

Es complicado asimilar como un hombre que le borró la sonrisa a Neymar y que nos hizo a más de uno levantarnos de nuestro asiento en México, vive un momento así, porque seamos sinceros, el equipo que hoy dirige Paco Jémez no es para nada lo que se esperaba. Flojo en salida por el aire, sí. Impreciso con los pies, sí. Pocos en el mundo con esos reflejos y esa precisión debajo de los tres palos, también.

Este es el último tres de vida para Guillermo. La carrera de un hombre en esa posición es más longeva, pero es poco productiva si no luces a lo grande. Él tuvo la oportunidad y la dejó ir. Es momento de demostrar que no solo está para salvarle las papas a un equipo que estuvo cerca de descender el año pasado, sino que está apto para hacerlos trascender y volver a escribir su nombre en lo más alto del mundo del balompié.

Carlos Reyes / @ElTalCarlitos

Link copiado al portapapeles

Pedro gonmoc

Realizador de medios y comunicador (casi siempre sobre temas deportivos). Gonzo lover. @gonmoc