Link copiado al portapapeles
#Futbol

Así se siente el futbol, así se siente el Tri


Por Carlos Reyes / @ElTalCarlitos

Lees y lees tuits, analizas videos, escuchas a los comentaristas en televisión y radio, compartes o no ideas con los dueños de las plumas en los más prestigiosos medios de comunicación en el país, pero aún así no logras asimilar lo que le sucedió hace unos días a la Selección Mexicana en la Copa América Centenario.

A mí parecer es muy fácil, se perdió un partido por siete goles, todo contra una escuadra amplísimamente superior a la azteca, que viene de ser campeona de la pasada edición de este torneo, que tiene jugadores de talla mundial y que a pesar de estar a los tumbos con Juan Antonio Pizzi, no te perdona cuando está a su máximo esplendor.

Lo del Tri no es para cortarse las venas, ya saltamos de alegría con un récord de partidos invictos, con victorias poquiteras frente a equipos como Jamaica que, aunque merecen todo mi respeto, no tienen forma de competir contra otras escuadras de la Concacaf, ahora toca llorar, y hacerlo amargamente, porque de eso se trata, así se vive este deporte.

mexico chile (2)

Si todo fuese felicidad no existirían las derrotas como esta, en donde en Chile pulularon las sonrisas. Si todo fuera felicidad Alemania no le hubiera encajado siete goles a Brasil en su propia Copa del Mundo. Si todo fuera felicidad Diego Armando Maradona no hubiera hecho la “Mano de Dios” y mucho menos burlado a un sin fin de jugadores para hacer el “Gol del Siglo”.

Esa Brasil que hoy por hoy es la pentacampeona del mundo, no se hubiera hecho un monstruo del futbol si no hubiera existido “El Maracanazo” en 1950. Esa Argentina que hoy lidera el Ránking FIFA no estaría en la cima si no hubiera existido ese empate a un gol contra Sucia que los dejó fuera de Corea-Japón 2002. Y así decenas de ejemplos.

No caigamos en lo que escuchamos y leemos. Esto no es un fracaso, es una derrota y como tal debe de afrontarse. El plantel es el mejor que se tiene, el técnico es el que ha funcionado y le ha dado otra cara al equipo. Sí, es un tema del orden popular, cualquiera puede expresar su sentir y pensar, pero hagámoslo con los pelos de la burra en la mano.

No gusta subirnos al tren de celebrar que el Tri clasificó a Cuartos de Final como el mejor equipo de su grupo, aunque las formas no fueron las mejores. Nos gusta subirnos al tren de poder ir al Ángel de la Independencia pintarrajeados y borrachos para decirle al mundo que México es el mejor equipo del mundo.

image

Qué pasa cuando estamos del otro lado, qué pasa cuando estos once de la cancha son los “más maletas”, nadie se pone la bandera en la espalda y el escudo en el corazón, solo escuchamos reprimendas, ponemos en evidencia carencias, hasta expresamos falacias para escudar un enojo que no tiene fundamentos.

No seamos oportunistas: Chicharito será el mejor goleador histórico del Tri, Rafael Márquez será el mejor central de la historia, Héctor Herrera será un gran controlador del medio campo azteca. Este hermoso deporte es así de cruel, como también puede ser asqueroso con nuestros corazones.

Así se siente el futbol y se sentirá muchas veces más. No todo se trata de hacer goles y romper récords. También hay que ver el otro lado de la moneda, en donde a una derrota hay que ponerle el pecho, donde recibir siete goles no es del agrado popular, pero ahí está, existe y nada se puede hacer contra eso. No siempre levantaremos la mano en son de victoria.

Link copiado al portapapeles

Pedro gonmoc

Realizador de medios y comunicador (casi siempre sobre temas deportivos). Gonzo lover. @gonmoc