Link copiado al portapapeles
#Futbol Americano

La marihuana en la NFL un debate contra analgésicos y su consumo


“Me traté con marihuana medicinal durante la mayor parte de mi carrera”, confesó Nate Jackson, un jugador retirado de la NFL quien afirmó que varios jugadores prefieren utilizar un tratamiento natural para aliviar los dolores de múltiples lesiones que pueden sufrir en su carrera.

Jackson tuvo que tratarse con hierba entre 2003 y 2008, mientras sus compañeros tuvieron que depender de medicamentos para garantizarles una vida tranquila en lesiones similares.

“Me rompí la tibia, me disloqué el hombro, me rasgué la ingle con un hueso, me rompí los ligamentos, los dedos, las costillas y sufrí traumatismo cerebral”-Nate Jackson.

Un jugador de futbol americano está expuesto a diversas lesiones que le pueden provocar dolores fuertes. Según una encuesta informal de MMQB, más de la mitad de los jugadores de la NFL fuma hierba de forma regular, incluso algunos como el ex pateador de los Vikings, Chris Kluwe, apuntó a que la cifra debe rondar el 70%, así lo afirmó el Diario AS.

Algunos creen que la NFL se niega a aprobar la marihuana por dos razones:

1) Amenazan la salud y bienestar del atleta

2) Causa una mala percepción en la imagen de dicha asociación.

Parece que número 2 es la que más ruido le causa a los altos mandos de la liga.

Algunos ex jugadores decidieron demandar a la liga, al haberse hecho adictos a los calmantes como resultado de su trabajo. Aún se planea que la demanda se pueda convertir en colectiva para que otros jugadores se sumen y le den un gran golpe a la NFL. Los equipos suelen dar analgésicos a sus deportistas, entre los más comunes están: Percodan, Vicodina, Demerol y Dilaudid. A pesar de que el consumo del medicamento en un tiempo prolongado puede causar daños en el hígado, también causa la adicción y los jugadores resultan perjudicados al depender de pastillas por el resto de su vida.

Mientras los castigos por el consumo de la marihuana son severos, contra los medicamentos no lo es, no se tiene un control en su consumo. Las multas y suspensiones por el uso de cannabis se dan cuando en una prueba se muestra que 35 ng/ml o más de la sustancia estén en el torrente sanguíneo, pues causa una violación a las políticas de la NFL al ser una de las 8 drogas prohibidas.

Tras la aprobación del uso de la marihuana para fines médicos en 28 estados y en Washington D.C, existen 4 sedes que albergan a equipos de la liga, ante ello la Asociación de jugadores de la NFL informó que no se tiene prisa para cambiar las reglas de competición, pero se continuará con los esfuerzos para conformar un comité que atienda el manejo del dolor, en donde se explorará el uso y efectos de la marihuana como tratamiento.

Aún no se tiene un veredicto, pero está comprobado que el consumo de la hierba en los jugadores de la NFL es mayor al 50%, según datos NFL Nation, mientras los efectos, adicción y la nula existencia sobre el control de los analgésicos que los equipos recetan a los jugadores causan un daño irreversible. Las demandas existen, jugadores prefieren la marihuana ante los casos de sus compañeros ya retirados que tiene que depender de un medicamento para continuar con sus vidas.

La marihuana es un dolor de muelas para los directivos de la liga, se esfuerzan por no aprobar como uso medicinal ante los casos y la gran cantidad de consumo. El problema: una mala percepción en la imagen de dicha asociación.

 

 

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon