Link copiado al portapapeles
#Futbol Americano

New York Jets: las sequías que parecen nunca terminar


Apenas terminó el Monday Night Football ante los Indianapolis Colts y la postal de Joe Namath saliendo del Super Bowl III, donde derrotaron al mismo equipo cuando jugaban en Baltimore, no podía verse más lejos. 41-10 fue el marcador que sepultó las aspiraciones de los Jets a terminar la campaña en el mejor de los casos, con un porcentaje de .500.

Desde aquel 1968, los Jets no han hecho nada sino esperar un milagro que parece nunca llegar. En 1982, 1998, 2009 y 2010, el conjunto neyorkino ha rozado la gloria de ganar un segundo campeonato de Conferencia. Sin embargo, los Dolphins, Broncos, Colts y Steelers frenaron su camino.

Pero más allá de las mejores temporadas que han tenido desde aquel juego en 1969, los Jets han sido expertos en manejar calendarios cómodos y convertirlos en catástrofes. En 1986, Nueva York era la “Gran Ciudad” del futbol americano profesional. En la Conferencia Nacional, los Giants dominaron el terreno y los Jets en su contraparte. Todo apuntaba a que el Rose Bowl sería una sucursal de Times Square. Sin embargo, los aeroplanos convirtieron un récord de 10 ganados y un perdido en la misma decena de triunfos con seis descalabros, que si bien los acercó a la postemporada, jugó dos partidos en calidad de visitante perdiendo ante Cleveland en la ronda divisional.

En el 2000, Bill Parcells regresó a ser entrenador con los aeroplanos una temporada más, en la que tuvo un récord de nueve triunfos por cuatro descalabros a falta de tres fechas. Los Jets no volvieron a ganar y el “Atún” no volvió a entrenar en Nueva York.

Ocho años después, justo cuando Eric Mangini y Brett Favre comandaron al equipo, el escenario era similar: ocho victorias, cinco derrotas. Al final, sólo un triunfo en los últimos tres partidos los sacó de la contienda por el comodín.

En épocas mucho recientes, el 2011 pintaba para ser el año de los Jets. Luego de perder dos campeonatos de la AFC seguidos, el conjunto de Rex Ryan y Mark Sánchez era el gran favorito para llegar a Lucas Oil. Con ocho ganados en la semana 14, su panorama de postemporada era cómodo. Sin embargo, tres derrotas en las últimas semanas los enviaron a casa pronto.

Hoy se ubican con tres triunfos y nueve derrotas al fondo de la División Este de la Conferencia Americana. Por lo menos un año más, ya aseguraron esperar romper la sequía más larga para un campeón de Super Bowl: 48 años y contando.

jets

Link copiado al portapapeles

Adriana Barrón

Periodista. Deportes todo el día, todos los días. Cubro futbol femenil desde 2012. Fan del basquetbol. @adribarronr