Link copiado al portapapeles
#Beisbol

Todo un mercado lo que sucede en la Liga Mexicana de Béisbol


La disputa en la Liga Mexicana de Béisbol tiene tres participantes, Plinio Escalante, el grupo que no quiere más mexicoamericanos y los que están dispuestos a hacer otra liga si ganan los contrarios.

“Si mi salida de la Liga se da en el marco que regula mi contrato, adelante”-Plinio Escalante, Presidente de la Liga Mexicana de Béisbol.

Fueron las palabras del aún presidente de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) a su salida de la asamblea de dueños que se realizó el miércoles 11 de enero. Escalante abandonó la reunión al no estar de acuerdo en cómo estaba llevando a cabo. A su salida se continuó con la toma acuerdos sin la presencia del presidente y con normalidad.

Pero ayer no empezaron los problemas, todo vino desde la junta en septiembre pasado cuando los dueños de Sultanes de Monterrey, Guerreros de Oaxaca, Diablos Rojos y Tigres de Quintana Roo abandonaron la sesión por una simple razón: los demás equipos no quisieron tratar el tema de la contratación de los mexicoamericanos. En ese momento los demás equipos y Plinio consideraron un “chantaje” lo que trataban de hacer los dueños de los clubes mencionados.

“El fondo de este asunto es que Tigres, Sultanes y Diablos quedaron fuera de la final o de los playoffs por primera vez en muchos años, primero aprobaron que se jugara con número ilimitado de jugadores mexicano-estadunidenses, pero como vieron que ya no pudieron ganar, entonces ya no quieren jugar así y se salieron”, explicó el presidente de los Leones de Yucatán, Juan José Arellano.

Ahí se desató una novela que deja en peligro la celebración de la siguiente temporada. Para noviembre los equipos se dividieron en dos grupos, el primero conformado por: Diablos Rojos del México, Tigres de Quintana Roo, Guerreros de Oaxaca, Sultanes de Monterrey, Piratas de Campeche, Delfines de Ciudad del Carmen, Saraperos de Saltillo y Olmecas de Tabasco; el segundo por Leones de Yucatán, Toros de Tijuana, Pericos de Puebla, Acereros de Monclova, Rieleros de Aguascalientes, Vaqueros de la Laguna y Rojos del Águila de Veracruz.

Los primeros continúan con su lucha en contra de la contratación de los mexicoamericanos, pues en la pasada temporada participaron 86 y ayudaron para que Toros de Tijuana llegara a la final y Pericos finalmente se consagrará campeón.

Fue hasta ayer cuando el grupo uno se adueñó de la asamblea y exigió la renuncia de Plinio Escalante, algo que ya venían trabajando a finales del año pasado; los grupos están muy alejados y están dispuestos a llegar a las últimas consecuencias. Por un lado Plinio que acepta su salida siempre cuando se haga como dicta su contrato, una indemnización por cerca de 5 millones de pesos.

El grupo que quiere su salida es liderado por José Maiz y Alfredo Harp, el otro bando no está dispuesto a ceder por la renuncia de Escalante, ni por la disminución de mexicanos nacidos en Estados Unidos, en algunos medios han trascendido que el pleito llegará a los tribunales o con la creación de otra liga.

Así lo manifestó el grupo dos en conferencia de prensa “Siete equipos, incluyendo Vaqueros del Unión Laguna, dejó en claro que no saldrán de la LMB, aunque están dispuestos a hacer otra liga en caso de que no se acepte el número ilimitado de peloteros mexicoamericanos.”-tomado de Mediotiempo

Esto pone en suspenso el inicio de la temporada 2017 que iniciará el próximo 31 de marzo, todo esto sucede mientras se juega la serie final de la Liga Invernal entre Pericos de Puebla y un combinado de Guerreros y Diablos.

 

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon