Link copiado al portapapeles
#Beisbol

Mariano Rivera: sin un récord que faltante


Cinco notas familiares: un arpegio que ha definido el metal. Es “Enter Sandman” de Metallica. Las bocinas de Yankee Stadium inundan el espacio y la reacción es una ovación: “number 42, Mariano Rivera”.

Su historia es de aquellas que encantan en el imaginario estadounidense: un chico panameño de Puerto Caimito que llegó a Nueva York a los 21 años.

625 salvamentos después y 13 menciones como American League All Star en 19 oportunidades, el título del “mejor cerrador de todos los tiempos” parece una consecuencia más que un reconocimiento.

Rivera

Tras su último partido, el 42 nunca más podría ser usado en las Grandes Ligas: por Jackie Robinson, primer jugador afroamericano de las Ligas Mayores y por Mariano Rivera.

Otro logro definitivo: como ser un jugador querido en la franela de los Yankees. Su apodo del “Imperio del Mal”, más la nómina más alta de las Ligas Mayores y sus 27 títulos de Serie Mundial los convierten en los villanos ideales del mejor beisbol del mundo.

Sin embargo, dentro del terreno de juego, Mariano Rivera, era una amenaza absoluta. “Mr. October”, los playoffs fueron su hábitat natural: 141 entradas en postemporada durante su carrera con apenas 11 carreras limpias y sólo dos cuadrangulares en ese lapso. Ni Curt Schilling, ni Chris Carpenter, ni Pedro Martínez. Firmó cinco títulos con 31 rescates donde salió antes del noveno episodio. En perspectiva, sólo 32 serpentineros en la era del Comodín lo han hecho apenas en un partido.

mariano0001

¿Qué más? Claro, Mariano Rivera nunca recibió más de tres carreras en 98 partidos de postemporada después de su debut en 1995. En el mismo lapso, hubo 427 cerradores donde permitieron al menos el mismo número. Incluso Billy Wagner, miembro del Salón de la Fama en Cooperstown, aceptó cinco de ellos.

Además, Mo se vistió como un hombre de equipo. Sus cierres permitieron que en su lapso con los Yankees hubiera seis premios “Cy Young” al mejor abridor de la Liga Americana: Dwight Gooden, David Cone, Roger Clemens, Randy Johnson, CC Sabathia y Bartolo Colón.

Y si, por estadísticas el panameño no para. En once temporadas, Rivera terminó con una efectividad de menos de 2.00 con al menos 20 rescates, siendo el único cerrador en la historia. De hecho, su más cercano perseguidor en el rubro tiene apenas cuatro campañas con los mismos registros.

Entonces, en efecto: su título del “más grande” parece una consecuencia natural que un reconocimiento. “Enter Sandman” nunca se volverá a escuchar en un parque de pelota sin llevar a la referencia de Mariano Rivera. Su partida cerró una época para los Yankees. Desde entonces, los “Bombarderos del Bronx” no han clasificado a la postemporada, ni en las despedidas de Derek Jeter, ni de Alex Rodríguez. Faltaba el gran final. La “lomita” con un 42 en la franela.

mariano_rivera_t750x550

 

Link copiado al portapapeles

Omar García

@Omarrgc