Link copiado al portapapeles
#Basquetbol

LeBron sí puede superar la leyenda de Michael Jordan


“Mi motivación es el fantasma que persigo. El fantasma que jugó en Chicago”, afirmó LeBron James antes del inicio de la temporada 2016-17.

Aquel recuerdo constante de Michael Jordan en las duelas llevó a James a convertirse en el Máximo Anotador en la historia de los playoffs de la NBA. Durante el quinto partido de las finales del Este contra los Celtics, LeBron festejó de una manera muy especial el campeonato de la conferencia: anotando 35 puntos para superar las 5,987 unidades de MJ.

El alero de Cleveland se ha convertido en uno de los jugadores más importantes, es considerado por muchos como el mejor basquetbolista de la actualidad y muchos periodistas lo catalogaron, desde su debut en la liga, como el próximo Michael Jordan. Sin embargo, ¿puede The King alcanzar la gloria que Jordan consiguió en la NBA?

En 2016 los creadores de Space Jam dejaron claro que LeBron era el sucesor indiscutido de Air Jordan, cuando los rumores sobre una segunda parte de la película comenzaron a aparecer, el portal The Hollywood Reporter aseguró que Warner quería a James como protagonista. Claro que las críticas comenzaron a aparecer y comentarios como “No es Jordan” se hicieron notar. En la pantalla grande, Michael sigue siendo el mejor.

Lo cierto es que, temporada tras temporada, The King ha luchado por quitarse de encima el peso del fantasma de Chicago y en esa batalla a roto varias marcas del mismo Jordan.

Cuando los Cavs completaron la barrida frente a los Raptors en las semifinales de la Conferencia del Este en 2017, James sumó a su carrera 31 series de playoffs en 14 temporadas, con ello superó las 30 series que MJ hizo en 15 años.

La carrera de James es, para los fans de Jordan, terriblemente extraordinaria. The King disputará su séptima final consecutiva, es el jugador número siete que lo consigue y en esa lista no se encuentra Michael debido a que hizo una pausa de un año en su carrera.

Durante 14 años, LeBron ha jugado alrededor de 47 mil minutos, marca en la que solo lo superan Chamberlain y Bill Russell.

En 2016, durante el séptimo encuentro de las finales entre Cleveland y  Golden State, la hazaña de los Cavs tuvo el mayor índice de audiencia televisivo para una final de la NBA y claro esa marca también la tenía Jordan: el sexto juego de las finales de 1998 donde los Bulls se hicieron de su sexto título tenía un registro de 23 puntos y fue superado por los 46,6 puntos de LeBron y Curry.

El alero se encuentra entre los mejores cinco basquetbolistas en la historia de la NBA y eso nadie lo puede negar. Y es una realidad que a LeBron aún le hace falta recorrer un buen tramo para alcanzar al Jordan, sin embargo, su mayor competencia no es el fantasma de Chicago, su mayor reto es vencer al jugador con cuatro MVP en temporada regular, tres anillos, cuatro MVP en finales, nueve Primer Equipo All-NBA. Su mayor competencia es el chico que acabó con la maldición de una ciudad: es él mismo.

 “Ser el máximo anotador de la NBA es una meta persona para seguir motivado, eso es todo. Ustedes son los que van a tener las discusiones sobre quién es el mejor de todos los tiempos y eso no me importa”, LeBron James.

Link copiado al portapapeles

Adriana Barrón

Periodista. Deportes todo el día, todos los días. Cubro futbol femenil desde 2012. Fan del basquetbol. @adribarronr