Link copiado al portapapeles
#Basquetbol

Rap y hip-hop, la música que se entiende con la NBA


La música en la NBA no puede faltar, pero no hablamos de cualquiera, si no esa que le da sentido a la historia del basquetbol: el rap y el hip-hop.

La música y el deporte siempre han estado ligados. En el futbol las aficiones ambientan el estadio con sus cánticos, en el beisbol, cuando un bateador va rumbo al plato a tomar su turno le ponen su canción preferida, pero dentro del mundo del deporte no hay relación más estrecha que la del baloncesto con el rap y el hip-hop.

Estos estilos de música nacieron en las calles del Bronx y la similitud de la vestimenta de sus intérpretes con los jugadores de basquet fue de las primeras cosas que saltaron a la vista. Sin embargo, el momento clave de su “fusión” se dio en 1984, cuando Kurtis Blow se atrevió a componer una canción llamada “basketball”, no hay señal más clara de ese “amor”.

Aunque la época de esplendor se dio en los años 90, con jugadores como Michael Jordan y Shaquille O’Neal, inspiraron las canciones de raperos como Jay-Z y Notorious B.I.G.

Sin embargo, la relación entre la música no se queda ahí pues algunos basquetbolistas se han atrevido a incursionar en el mundo del rap, tal y como sucedió con O’Neal, uno de los más icónicos, que llegó a obtener discos de platino por sus ventas. Kobe Bryant también se atrevió aunque el cambió no le salió muy bien, incluso 50 Cent mencionó que “apestaba”. Que bueno que continúo en las duelas.

El punto más alto de esta “hermandad” se dio gracias a Jay-Z. El esposo de Beyoncé adquirió una parte de los Brooklyn Nets (antes New Jersey) y los ayudó a tomar popularidad al moverlos de Brooklyn, donde el rap y el hip-hop son esenciales en la sociedad.

El primer “rompimiento” entre esta música y el baloncesto se dio en 2005 cuando David Stern, mandamás de la empresa, prohibió a los jugadores acudir a eventos con joyas y ropa excesivamente ancha, buscando mantener en buen estado la imagen de la NBA, en parte por la asociación que se hacía con las pandillas de los barrios quienes vestían de esa manera.

En 2012, otra problemática se vivió entre las dos partes, esta vez con dos protagonistas: Snoop Dogg y Pau Gasol. El cantante mencionó en Twitter: “a la mierda Pau, necesitamos a Marc Gasol porque el otro es un blando. Es un jodido bebé destetado. Y esto lo dice el fan número uno de los Lakers”, tras dos derrotas consecutivas del equipo de Los Angeles, aunque el problema no pasó a mayores.

Y si creyeron que raperos no habían intentado ser basquetbolistas, están equivocados. Master P lo intentó y estuvo muy cerca de lograrlo. Pasó por los Charlotte Hornets, Toronto Raptors y Denver Nuggets, donde tuvo la oportunidad de mostrarse, pero nunca logró entrar en la lista final. Eso sí, no desistió y llegó a jugar en ligas menores. Digamos que le fue tan bien como a Kobe en su intento por tener una “segunda carrera”.

Hoy en día, la hermandad entre la música y el baloncesto continúa. Es imposible separarlos. El cantante Drake asiste cada vez que puede al estadio de los Raptors para verlos. El propio Jay-Z mantiene una amistad con LeBron James y Soulja Boy se entiende bien con Deshawn Stevenson de los Atlanta Hawks.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106