Link copiado al portapapeles
#Basquetbol

LeBron vive a la sombra de un fantasma en Chicago


The King James está en la cima de su carrera y no deja de superar récords. Sin embargo hay una sombra en Chicago que aún no logra superar. ¿Qué tan cerca está de lograrlo?

El basquetbol es como un monumento que rinde tributo a los héroes que con su sudor y lágrimas han marcado cada rincón de la duela. Sin embargo, no todos los linajes son eternos y la juventud de un jugador puede borrar el nombre de otro aunque antes pareciera indeleble. Justo eso le ocurrió a Oscar Robertson, quien en la temporada 1961-62 promedió el triple doble sumando 30.8 puntos, 11.4 asistencias y 12.5 rebotes por partido. Sin embargo, el nombre de Robertson corre el riesgo de caer en el olvido en esta temporada 2016/17, pues LeBron James equiparó su récord sin problemas anotando su segundo triple-doble frente a Portland.

Esta no es la primera ocasión en que LeBron se convierte en asesino de récords. Recientemente se posicionó como el jugador más joven en anotar más puntos (27 mil unidades con 31 años y 317 días), desbancando la marca de Kobe Bryant (32 años y 162 días). Además The King James también acaba de entrar al top 10 de los máximos anotadores de la historia, dejando fuera al nigeriano Hakeem Olajuwon (26,246 puntos).

Sin embargo, el máximo nombre del baloncesto se mantiene intacto con sus seis campeonatos de la NBA, cinco MVPs y seis MVPs en finales: Michael Jordan. Para muchos, incluido el mismo James, el siguiente escalón en su carrera es equiparar a la leyenda de los Bulls. En una entrevista en 2014 reveló: “Mi motivación es el fantasma que persigo, jugó en Chicago”.

Con sólo una temporada de diferencia, el oriundo de Ohio no está tan lejos de vislumbrar su sueño. Si comparamos las carreras de ambos jugadores a la misma edad, Lebron suma siete finales de la NBA, tres anillos de campeón, tres MVPs en las finales y cuatro MVPs en temporada regular; mientras que Jordan llevaba tres finales de la NBA, tres anillos de campeón, tres MVPs en las finales y tres MVPs de la NBA.

Aunque parejos, los números dicen más que lo evidente. Jordan jugó ocho años más y se retiró a los 40, por lo que no parece una hazaña imposible que James supere las marcas de Jordan. Sin embargo, existen escépticos que quieren defender el legado de The Airness. Dwayne Wade, actual estrella de los Chicago Bulls, no cree que LeBron pueda superar a su ídolo y recientemente declaró a ESPN:

“No es posible que LeBron James supere a Michael Jordan, lo único a lo que podría apirar sería a igualarle. Todo el mundo sabe que Lebron es un jugador fenomenal. Jamás vi a nadie igual, con 2.03 metros corriendo tan rápido como un base y llegando tan arriba como un pívot… y además tiene la habilidad de hacer muchas cosas bien. Pero Michael Jordan es el mejor jugador de todos los tiempos”.

No obstante, el mismo Jordan ya ha animado a James a no dejar de trabajar en su crecimiento. En un video respuesta el ídolo comentó: “¿Crees que hay alguien mejor? Demuéstralo”.

Por Axel Salas

Link copiado al portapapeles

Axel Huémac

@soyunahiena