Los Yuru Sports no promueven la competencia sino la diversión

Hay que decirlo, el ingenio mezclado con nuestra poca o nula capacidad de realizar algún deporte ha desembocado en creaciones divertidas y benéficas para la salud. Podemos ir desde el...

Hay que decirlo, el ingenio mezclado con nuestra poca o nula capacidad de realizar algún deporte ha desembocado en creaciones divertidas y benéficas para la salud.

Podemos ir desde el ejemplo más común: modificar las reglas establecidas del futbol, hasta la invención de otra práctica (inserte el nombre de su Frankenstein).

Tomohiro Sawada llevó este ejercicio a otro nivel y creó, en Japón, los Yuru Sports: juegos que promueven la actividad física pero sin la presión de la competencia y la eterna batalla por ser el mejor.

Baby Basketball, Hand Soap Ball, Imomushi Rugby, Zombie Soccer y Volley Bomb son algunos ejercicios que también trabajan los 12 músculos que se utilizan para sonreír.

Tomohiro, como muchos de nosotros, se descubrió no apto para realizar un deporte bien visto por la sociedad: futbol, beisbol, basquetbol, etc. Pero esto no fue lo único que lo motivó para convertirse en el director de la Asociación Mundial de Yuru Sports, sino también —según El País— la ceguera de su hijo.

La enfermedad de su vástago le hizo reflexionar sobre las pocas actividades que una persona con una discapacidad puede realizar.

Por supuesto que nosotros compartimos la iniciativa de Sawada y Yuru Sports que tienen más de 50 deportes creados hasta ahora.

Tokio comparte con la Ciudad de México la cualidad de ser una de las urbes más pobladas del mundo, por ende el número de personas (discapacitadas y de edad avanzada) que tienen la necesidad de hacer una actividad física y divertirse es enorme y este tipo de experiencias sin duda harían más llevadera y saludable la vida.

Publicidad