Ejercicios de yoga para principiantes a realizar durante la cuarentena

El yoga se ha convertido en el ejercicio predilecto para las personas en busca de un cuerpo y mente sano.
El yoga sirve para mantener sano el cuerpo y la mente (Foto: Getty)

La cuarentena (extendida) provocada por el coronavirus ha llevado a que la gente tenga un poco más de tiempo para ella misma, lo cual ha aprovechado de diferentes maneras como en leer un libro, ver películas, comenzar a hacer ejercicio o remodelar sus casa; sin embargo, una de las actividades que seguro muchos retomaron por los beneficios que deja al cuerpo es el yoga, por eso aquí te dejamos algunos ejercicios para comenzar en esta disciplina si es que te ha llamado la atención.

Te recomendamos: ¿Cómo hacer ejercicio con los niños mientras están en casa?

El yoga tiene una gran popularidad entre la sociedad debido a todo lo bueno que aporta al cuerpo desde el aspecto físico y mental. La meditación y la liberación son dos de sus ‘tareas’ esenciales, mismas que en la época del COVID-19 muchas personas buscaron con el fin de encontrar calma y sentirse bien consigo, pues no para todos es sencillo tener calma en momentos difíciles.

Si tú eres una de esas personas que quiere comenzar en la disciplina de yoga, pero no sabe cómo hacerlo o cree que es muy difícil realizarla, estos ejercicios te ayudarán a adentrarte en este mundo y, con la práctica, irás mejorando hasta conseguir asanas cada vez más complicadas.  Por lo pronto, ve poco a poco con estas posturas sencillas.

El árbol

Probablemente es la postura más característica para representar el yoga. Aquí se necesita tener las piernas y pies juntos, para después ‘poner’ el peso corporal en uno de los pies y levantar el otro. La planta del pie que se eleva deberá colocarse en el muslo o pantorrila de la otra pierna.

Por su parte, la espalda deberá estar recta y las manos por encima de la cabeza o bien juntas frente al pecho, como haciendo una oración.

(Foto: Getty)

La montaña

Esta postura es una de las más sencillas de todas. De pie, la persona deberá abrir sus piernas hasta que los pies se encuentren a la altura de las caderas mientras que los brazos descansarán a los costados pero sin tocar las piernas.

El perro

Para esta posición se necesita poner los pies y las manos sobre el suelo (o tapete, claro), los dedos de los pies deben estar firmes pues servirán de soporte. Posteriormente se comenzará a despegar las rodilla del suelo y se subirá la cadera lo más alto posible sin despegar manos y pies. Posteriormente se bajará la cadera para regresar a la posición inicial y se repetirá el movimiento.

Yoga en casa (Foto: Getty)

Flexión hacia adelante 

Utilizada como ejercicio previo a una actividad física, esta postura es una de las más tradicionales. Aquí la persona se debe sentar, con la espalda recta y las piernas juntas. Posteriormente se abrirán las piernas a unos 90° o hasta donde la flexibilidad permita; sin embargo, las piernas siempre deben estar tocando el piso totalmente.

Tras lo anterior, las palmas de las manos se colocarán en el espacio que hay entre las piernas para después ir avanzando: primero una mano y después la otra, así hasta que la persona no pueda estirarse más.

La cobra

Esta postura ayudará a tu espalda y brazos. La idea consiste acostarse boca abajo y poner las palmas de las manos sobre el suelo a la altura de los hombros. Las piernas se mantienen estiradas. Posteriormente, se levantará la parte superior del cuerpo empujando con los brazos. La espalda se arqueará un poco y la cabeza también irá hacia atrás.

Maria Sharapova haciendo yoga (Foto: Getty)

Postura de relajación

Cómo se mencionó, el yoga también ayuda a la mente y para eso está dicha postura. Aquí lo único que se requiere es acostarse y abrir las piernas y brazos (con las palmas de las manos hacia abajo). Esta postura servirá para relajarse después de una rutina o para concentrarse y meditar, algo necesario para la mente.

Postura de relajación (Foto: Getty)

Publicidad