19 de mayo de 2019, esa era la fecha que la WWE tenía marcada en el calendario para ‘regresar’ a los Pago Por Evento y lo hizo como se esperaba: de manera espectacular. Tras Wrestlemania 35, muchas historias quedaron inconclusas y muchas más nacieron y el escenario perfecto para alimentarlas fue Money in the Bank, donde estuvieron en juego más que los característicos maletines.

El primer gran momento de la noche lo protagonizó Bayley, al descolgar el maletín y ganar la lucha de escaleras que la acreditó como retadora al título que ella quisiera. Y ese apenas fue el inicio de la noche para la gladiadora, quien daría más sorpresas durante el evento.

Mexicano va por el “dinero” más importante de la Lucha Libre

Rey Mysterio se encargó de tomar venganza de Wrstlemania 35 y derrotó a Samoa Joe para adjudicarse el cinturón de los Estados Unidos; sin embargo, el Amo del 619 no pudo evitar llevarse una golpiza de Samoa después de terminado el combate.

En un Steel Cage Match, Shane McMahon logró derrotar The Miz por segunda ocasión consecutiva en un PPV, pues en la Vitrina de los Inmortales también lo hizo. Sin embargo, en esta ocasión lo consiguió de manera fortuita y se podría decir que el múltiple campeón intercontinental realmente fue el que dejó ir el triunfo.

Después de que Tony Nese retuviera su título de Peso Crucero al derrotar a Ariya Daivari, llegó el espectáculo de las mujeres, pues Becky Lynch puso en juego sus dos campeonatos, pero en peleas diferentes. Primero se las arregló para derrotar a Lacey Evans por el Campeonato Femenino de Raw, pero contra quien no pudo fue ante Charlotte Flair, quien la venció por el Campeonato Femenino de SmackDown, pero la historia no terminó ahí.

Cuando muchos pensaron que Flair se iría con su cinturón como flamante campeona, apareció Bayley para canjear el maletín que minutos atrás apenas había ganado y aprovechó la situación para arrebatarle el título a Charlotte. Así, Bayley se erigió como una de las grandes ganadoras de la noche.

Una de las peleas más esperadas para este PPV fue la que protagonizarían AJ Styles y Seth Rollins y no fallaron a la expectativa. Ambos luchadores dieron un verdadero espectáculo arriba del ring hasta que Rollins cubrió a Styles y pudo retener el Campeonato Universal de la WWE. La pelea fue tan leal que incluso al final los dos se reconocieron mutuamente y se dieron la mano en señal de caballerosidad.

Por su parte, Kofi Kingston sigue con su idilio con el Campeonato de la WWE y lo defendió a capa y espada en Connecticut frente a Kevin Owens y su lucha sirvió de antesala para el gran evento de la noche.

¡Exdiva de la WWE se suicida!

En la clásica lucha de escaleras en busca del maletín, Brock Lesnar hizo una aparición sorpresiva para levantarse por levantarse por encima de todos sus rivales para conquistar el portafolio más deseado en la WWE. La sonrisa de The Beast al final era la prepresentación perfecta de lo que fue una noche espectacular.

Ahora, Lesnar tiene la oportunidad de enfrentar a quien quiera… ¿Seth Rollins a la vista? En pocas horas se sabrá.