Vikings ganan partido de locura a los Saints y van a la final de la NFC

El domingo se llenó de futbol americano. Después del partido entre Jacksonville y Steelers, inmediatamente comenzó el Vikings vs Saints, de donde saldría el último invitado a las finales de...

El domingo se llenó de futbol americano. Después del partido entre Jacksonville y Steelers, inmediatamente comenzó el Vikings vs Saints, de donde saldría el último invitado a las finales de conferencia y que enfrentaría a los Eagles por el cetro de la NFC.

Sin lugar a dudas, el gran favorito era el equipo de Minnesota, que respondió de inmediato a las expectativas y en su primera serie ofensiva encontró la anotación en los pies de Jerick McKinnon, para que el marcador se colocara 7-0, después del punto extra.

Desde ese momento los Vikings se hicieron amos y señores del juego. Un gol de campo puso 10-0 el marcador, una intercepción a Drew Brees sería el inicio de un touchdown que colocaría el marcador 17-0, para acercar a Minnesota a la final de conferencia.

En el final del segundo cuarto, ambos equipos tuvieron la oportunidad de sumar puntos, pero fallaron sus respectivas oportunidades de gol de campo, para que la primera mitad terminara con un dominador absoluto.

Sin embargo, los momentos en el futbol americano siempre cambian y New Orleans aprovechó el tercer cuarto para por fin hacerse en el marcador, gracias a un pase de Brees para Michael Thomas. 17-7 y había juego.

Los Saints no cambiaron el chip y casi de inmediato lograron interceptar a Case Keenum, quarterback de los Vikings, y aprovecharon de gran forma para completar un touchdown, de nueva cuenta con la combinación Brees-Thomas. Y así, en un abrir y cerrar de ojos, el partido solo tenía tres puntos de diferencia. 17-14.

La inercia no pararía ahí a favor de los Saints, pues lograron parar a la ofensiva de los Vikings y únicamente permitirían un gol de campo (20-14), para después bloquear una patada de despeje y quedar en una posición de campo perfecta, que aprovecharon anotando un TD para ponerse al frente del partido por primera vez, con la pizarra marcando 20-21, aunque le dejó más de tres minutos, del último cuarto, a la ofensiva de Minnesota para buscar la victoria.

Los Vikings salieron al campo con la intención de ese TD que los tranquilizara, pero se tuvieron que conformar con un gol de campo que les devolvió la ventaja, 23-21, pero al juego le restaba un minuto, tiempo suficiente para que un QB como Drew Brees hiciera ‘magia’. Y lo hizo. Llevo a su pateador hasta la posibilidad de concretar un ‘sencillo’ gol de campo de 43 yardas para regresarle la ventaja a 24-23, pero los Vikings aún tenían 25 segundos en el reloj… ¡y lo lograron! Un TD sorpresivo y asombroso le permitió a Minnesota meterse a la final de conferencia en un juego de locura, digno de playoffs.

Ahora le esperan los Eagles, en un partido que pinta para ser igual de emocionante.

Publicidad