¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

No tan rápido: ¡Veracruz todavía puede descender!

Veracruz no puede cantar victoria aún, pues no ha realizado el pago al Montevideo Wanderers y eso provocaría su descenso.
Imagen: Getty

Si creían que Veracruz ya tenía su lugar asegurado en Primera División, déjenme decirles que están muy equivocados.

Este lunes, durante la Reunión Ordinaria de la Liga MX, se dieron a conocer los cambios que habrá en el futbol mexicano a partir del Torneo Apertura 2019. Entre nuevos formatos y una que otra modificación, se hizo oficial que los Tiburones Rojos pagaron los 120 millones de pesos para mantener la categoría y dicho dinero fue aprobado.

Para el certamen entrante habrá 19 clubes en el máximo circuito y cada uno descansará una jornada. Todo iba de perlas hasta que un viejo fantasma se le volvió a aparecer a Fidel Kuri Grajales, dueño del conjunto escualo.

El Veracruz aún puede bajar a la Liga de Ascenso, si en las próximas horas no pagan una cantidad cercana a 244 mil 500 dólares, producto de la deuda que tienen con el Montevideo Wanderers por los derechos formativos del futbolista uruguayo, Matías Santos.

Además de eso, el Veracruz debe darle a la FIFA 15 mil francos suizos por no pagarle lo acordado al conjunto sudamericano en tiempo y forma. Otra cosa es que los Tiburones no pueden contratar jugadores hasta que liquiden su deuda. En caso de que esto no se cumpla entre este lunes y el martes, la escuadra de Uruguay tiene todo el derecho de pedir el descenso de los mexicanos a la liga de plata.

“Es sólo que nosotros activemos el descenso, cosa que haremos a la brevedad si no abonan en estas horas y cuando digo horas digo rápidamente”, informó la fuente consultada. “Ya no tenemos más margen de tiempo, tenemos cosas impagas nosotros y ya fuimos demasiado contempladores”, explicaron fuentes cercanas a ESPN.

Aunque el contacto entre ambas directivas continúa, el pago sigue sin hacerse y eso hará que la FIFA intervenga de nueva cuenta para que el Veracruz no siga en Primera División. De hecho, el máximo ente del futbol sacó un comunicado el año pasado donde explica lo que le puede pasar a los jarochos.

“Una vez que se haya cumplido todas las sanciones deportivas impuestas y si la deuda no ha sido salda íntegramente, el acreedor podrá solicitar por escrito a la FIFA que el caso vuelva a remitirse a la Comisión Disciplinaria de la FIFA a fin de poder ordenar un posible descenso del primer equipo del deudor a una división inferior”, dice una parte del texto.