¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

La FIFA construyó el VAR en un laboratorio de aficionados

Para el nacimiento del VAR, la FIFA tomó en cuenta a los aficionados.
Jair Toledo
El VAR es una herramienta que ha causado gran controversia en el mundo del futbol (Foto: Los Pleyers)

A finales del Mundial de Brasil 2014, la FIFA publicó en su página oficial un banner bastante atractivo para que las personas que visitaran dieran “click”, prometían premios a cambio de que contestaran una encuesta. Al máximo organismo del futbol mundial le interesaban dos proyectos que querían apoyar: el futbol femenil y el arbitraje.

Te recomendamos: FC Juárez no tendrá unidad móvil para el VAR.

Jessica Badillo es una de las personas a la que le atrajo. Ingresó, dio sus datos y contestó preguntas sobre eventos de la FIFA, futbol femenil y propuestas para mejorar el arbitraje. Días más tarde le llegó una notificación a su correo, ahora era una encuesta especializada en el Árbitro Asistente de Video, mejor conocido como el VAR. Además de algunas preguntas sobre Copa del Mundo Femenil de 2015

La FIFA cumplió, mandó algunos souvenirs a Jessica, quien quedó satisfecha. Mientras tanto en Zúrich, Suiza, un equipo de especialistas codificaba las respuestas de varios aficionados alrededor del mundo. El laboratorio estaba funcionando, el objetivo era obtener de los aficionados una respuesta sobre la incursión del VAR. A la FIFA le preocupaba que el video asistente fuera rechazado por los seguidores más férreos a la idea romántica de que el futbol no debe ser modificado por la tecnología, pues se pierde la esencia.

Los expertos terminaron el primer reporte. La siguiente etapa era seleccionar a personas que cumplieran el perfil, de tal forma que ahora fuera una entrevista vía telefónica. Jessica fue seleccionada, incluso la llevaron a Suiza para la última fase: un Fan Focus Group.

“Me mandaron correo para una entrevista telefónica y ahí me invitaron a un evento con todos los gastos pagados llamado Fan Focus Group. Se realizó en octubre de 2016 en las instalaciones de la casa de FIFA en Zúrich, Suiza. Fue toda una experiencia porque por primera vez la FIFA quería saber nuestra opinión. Fuimos 56 personas de países distintos, convivimos con los directivos e incluso nos hicieron sentir parte importante del proyecto”, relata Jessica a Los Pleyers.

Y sí, por primera vez el máximo organismo del futbol mundial quería conocer la opinión de los aficionados, querían responder una pregunta, ¿cómo implementar el VAR en un deporte que siempre ha buscado mantener la esencia del deporte? La metodología cuantitativa y cualitativa tenían que arrojar las opiniones y principales “contras” con las se enfrentaba la FIFA con el uso de la tecnología para mejorar el arbitraje y hacer del balompié un deporte justo. El plan era contrarrestar con un discurso convincente.

Pasaron los meses, pero cuando había alguna duda, el personal de la FIFA le mandaba a sus elegidos un correo con preguntas específicas: “querían nuestra opinión sobre el VAR, ¿cómo reaccionarían los aficionados?”

El laboratorio de la FIFA no solo trabajaba con los aficionados, al mismo tiempo el equipo técnico también hacía pruebas piloto del uso del VAR en algunos torneos como el Mundial de Clubes. Poco a poco se fue incrustando en el aficionado el uso del video arbitraje. Al mismo tiempo, se hacían pruebas técnicas para conocer las fallas que podían existir durante su uso. 

Fueron cuatro años de trabajo intenso en el laboratorio de la FIFA. Nada podía fallar para la gran presentación en la Copa del Mundo de Rusia 2018. Ese mismo año las ligas más poderosas tenían que comenzar con la capacitación a árbitros y el uso del VAR. Mientras las ligas menos desarrolladas tenían que comenzar a trabajar para implementarlo.

Son pocas las ligas que ya usan el VAR en el mundo, está presente en algunas ligas de Europa: Eredivise (Holanda), Serie A (Italia), La Liga (España), Ligue 1 (Francia), Premier League (Inglaterra), Bundesliga (Alemania), Liga Portuguesa. Mientras que el continente americano tan solo dos ligas lo usan: MLS (Estados Unidos) y Liga MX (México). Mientras que Chile ha ingresado la solicitud a la FIFA para comenzar con su uso en el 2020.

¿Cuál es el problema para implementarlo?

Cuando la FIFA anunció la incorporación del VAR, también dijo que los gastos generados serían pagados por la liga que lo implementa. Lo más costoso es generar la señal de cada partido, tener repetidores en una unidad móvil que permitan a los asistentes del video arbitraje revisar la jugada. Además de un televisor extra que estará junto a las bancas para que árbitro central pueda revisar una jugada polémica.

Tan solo en la Liga MX, la operación del VAR por partido tiene un costo de 150 mil pesos, esto se le paga a la empresa Mediapro, quienes rentan las unidades móviles equipadas para la revisión de las jugadas. En México, la liga no genera su propia señal, por lo que la Federación Mexicana de Futbol (FMF) tiene acuerdos con las televisoras dueñas de los derechos de televisión (Televisa, TV Azteca, ESPN, Fox Sports e Imagen Televisión)  para que les presten la señal.

Según Ivan Pérez, periodista deportivo de Forbes México y CEO de El Míster, el VAR luce complicado para ligas de Centroamérica y Sudamérica, pues el presupuesto que tiene cada equipo para poder operar por una temporada no le da para poder pagar el costo del vídeo arbitraje.

“En Bolivia hay equipos que tienen un presupuesto por temporada de 150 mil dólares, es imposible que puedan pagar el costo del VAR. Tan solo ligas poderosas económicamente como Estados Unidos, México y Brasil pueden darse el lujo de contar con esta tecnología, pero para las demás significa un gasto importante”.

Por ahora no es viable que más ligas puedan implementar la tecnología por el costo económico. Se habla de patrocinadores, pero quién estará dispuesto a soltar 5000 mil dólares por juego, ¿algún valiente?

***

En el laboratorio de la FIFA nunca pensaron que el principal problema para implementar la tecnología sería el costo. Ahora, varios de aquellos aficionados que ayudaron en la investigación del VAR forman parte del FIFA Fan Movement, un grupo de selectos aficionados que están dispuestos a colaborar en proyectos del futbol mundial, a cambio reciben algunos premios. El laboratorio ubicado en Zúrich, ahora trabaja en un nuevo proyecto: el futbol femenil…