Pasan los años y muchas cosas cambian en el mundo. Conforme avanza la tecnología parece que la mano de obra calificada es desplazada. Hoy se percibe miedo de que los humanos puedan ser reemplazados por una máquina que haga las cosas más rápido y con mayor eficacia.

Y esto no está exento en el futbol. En el Mundial de Rusia 2018 vimos la implementación del VAR durante toda la justa. El Árbitro asistente de video (Video Assistant Referee como se le conoce internacionalmente) es el nuevo mecanismo que utiliza el balompié para intentar hacerlo justo.

“El VAR funcionó a la perfección en su debut”: Brizio

De los 64 partidos de la Copa del Mundo, 17 de ellos tuvieron que ser detenidos para que el árbitro central acudiera a una pantallas implementadas en la cancha. Ahí se ponen a revisar jugadas, que por mucho tiempo eran obligación del juez de línea.

Eran ellos los que muchas veces tenían la última decisión. Si había un fuera de lugar el juez de línea se encargaba de levantar la bandera. Cuando estaba la duda respecto a si el balón rebasaba o no la línea, eran los que tenían la última palabra. Ellos fungían como los ojos del árbitro central cuando este no se percataba de la jugada o se encontraba lejos de ella.

Y como todo ser humano, los jueces de línea tuvieron errores. Pero esos desaciertos pasaron a formar parte del balompié mundial. Uno ya iba con la idea de que a lo largo de los 90 minutos una acción polémica se iba a presentar. Muchas veces beneficiaron o perjudicaron a algún club; en ese sentido siempre fue parejo.

Pero había gente que no estaba tranquila. Querían hacer mas justo un deporte que históricamente se engrandeció y dio de qué hablar gracias a esos errores. Fue así como Maradona se consagró con “la mano de Dios” en el Mundial de México 86. En 2009 el Barcelona eliminó al Chelsea en la semifinales de la Champions League, en un cotejo marcado por los cuatro penales que no sancionaron los jueces de línea ni el árbitro y condenaron a los Blues al abismo.

Por errores arbitrales muchos equipos alcanzaron la gloria de ser campeones. La injusticia se volvió parte esencial del futbol, pero entonces llegó el VAR y con él una advertencia: los jueces de línea están en vía de extinción.

El VAR anula el primer gol del futbol mexicano

El pasado fin de semana, la FMF implementó el VAR en los partidos de la Liga MX. El trabajo que en un inicio era para el juez de línea pasó a mandos de la tecnología. Gracias al aparato se marcaron dos penales en el juego Atlas vs Veracruz. Y en el Monterrey vs Toluca se validó una anotación y ratificó una expulsión a Rubens Sambueza.

Así se dio el inicio del fin para los árbitros asistentes. Unos que ahora tendrán que pagar por los errores que cometieron, aunque lo hayan hecho sin intención.