Link copiado al portapapeles

Peleador mexicano del UFC ante una posible violación antidopaje


Hace casi un mes la noticia del posible “doping” de Saúl “Canelo” Álvarez cimbró al medio deportivo mexicano al acercarse su pelea con el kazajo Gennady Golovkyn. Hoy México vuelve a ser noticia por una supuesta violación a las reglas de sustancias prohibidas en los deportes de combate, pues el peleador del UFC Marco Polo Reyes se encuentra en la misma problemática.

Reyes participó en la segunda temporada del reality The Ultimate Fighter Latinoamérica y posee un récord de 4-1 dentro de la empresa.

LEE MÁS: Canelo Álvarez, el falso doping y la carnicería de clembuterol que nos tragamos.

En su más reciente pelea ante Matt Frevola, se llevó la victoria en el primer episodio dentro del UFC Fight Night: Stephens vs Choi en enero, “afortunadamente” la falla en la prueba antidopaje de la que fue informado por la USADA se dio “fuera de competición”, por lo que el resultado del triunfo se mantiene en su récord profesional.

VIDEO

“La organización UFC fue notificada hoy que la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos (USADA) ha informado a Marco Reyes sobre una posible violación de la Política Antidopaje derivada de una muestra fuera de competencia recolectada el 8 de marzo de 2018”, relata el comunicado de la organización.

Hasta el momento se desconoce la sustancia por la cuál falló Polo Reyes en su prueba. Cabe la posibilidad de que el Clembuterol vuelva ser acto de presencia, como le pasó al Canelo a través de la ingesta de carne contaminada. No hay nada confirmado.

Ahora, el proceso al que es sometido el peleador de Entram Gym, en Tijuana, es pedir que se analice la muestra B de la recolección. De dar positivo nuevamente, el peleador podrá tener derecho a una réplica en la cuál se demuestre que la sustancia del castigo no fue ingerida con conocimiento.

“USADA, el administrador independiente de la política antidopaje del UFC manejará los resultados y la adjudicación de este caso. Bajo la política antidopaje del UFC, hay un proceso legal y completo disponible a todos los atletas antes de que se imponga una sanción. Información provisional se dará a conocer mientras el proceso avanza”, continuó el comunicado.

Según medios especializados como Indiscutido.com, el proceso de espera de resultados suele tardar de 6 meses a un año, por lo que es muy temprano para saber si el peleador mexicano será sancionado por el UFC.

Link copiado al portapapeles

Ángel Mario Martínez

Periodista Deportivo, norteño de nacimiento y Kokiri por adopción. Con aspiraciones de ser maestro Pokemón. @angelmariomtz