Cada vez que vemos que un evento numerado del UFC se acerca, hay que prender las veladoras para que no se caiga ningún combate, para que los peleadores lleguen sanos y que nada afecte la cartelera.

Tal parece que nos estamos acostumbrando a que todo puede pasar y que los planes suelen cambiar de último minuto. Desafortunadamente ahora le pasó a un paisano. Kelvin Gastelum no pudo subir al octágono del UFC 234 para buscar el fajín de los pesos medianos ya que el monarca de la división, Robert Whittaker, presentó un dolor abdominal a horas que comenzara el evento.

El rostro de Kelvin Gastelum depende de su peso en el UFC

Tras un chequeo médico, el australiano tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por una hernia y se espera que su baja del deporte de cuatro a seis semanas (según palabras de Dana White). Por segunda ocasión, el mexicoamericano Gastelum tendrá que esperar su oportunidad dorada, recordemos que hace algunos meses ese mismo combate ante Whittaker se cayó por una lesión en la mano del campeón.

La espera ha sido larga para Kelvin quien no ve acción en la jaula desde mayo pasado cuando derrotó a Ronaldo “Jacare” Souza, pelea donde se ganó la oportunidad por el cinturón de la división de los pesos medianos.

Tras darse a conocer la salida de Robert, Gastelum apareció ante los medios de comunicación cargando un cinturón del UFC (que le prestó Henry Cejudo, monarca de los pesos mosca) afirmando que él era el campeón.

“Yo vine. Viajé miles y miles de millas desde casa. Di el peso. En mi mundo, en el mundo de la lucha, si llegas das el peso y por alguna razón cancelas la pelea, pierde la pelea, yo gano. Yo soy el campeón”. Kelvin Gastelum.

¿Imagínense por un momento tener meses de entrenamiento, sacrificar tiempo familiar e invertir más de 50 mil dólares en su preparación, para después todo se venga abajo por cuestiones externas?. Esa frustración fue la que mostró Kelvin tras la noticia.

Varios personajes de las MMA salieron a criticarlo por esta acción, quizá el que más hizo eco fue el irlandés Conor McGregor, que aprovechó para mofarse de la infección que sufrió Gastelum durante la semana y que le afectó el cuello y rostro.

Tras el evento en Australia, que terminó encabezando Israel Adensanya derrotando a Anderson Silva por decisión unánime, Dana White salió ante los medios y no dio pistas sobre el futuro de la división, su cinturón y Gastelum.

Los tacos, el enemigo número uno de Kelvin Gastelum

Quien ya hablo fue el mismo Jacare que pidió una pelea de revancha con Kelvin por el fajín interino mientas Whittaker se recupera, aunque los rumores apuntan que esperarán su recuperación y que el nuevo contendiente no. 1 de la división es el nigeriano Adensanya.

Serán horas y días críticos para el mexicoamericano, quien buscará definir su paso en la empresa y en espera de por fin alcanzar el oro del UFC.