El nombre Cain Velasquez ha desaparecido del panorama de las MMA desde que peleó con Travis Browne a mediados del 2016 y su salida del UFC 207. Así, los medios no lo han buscado aunque ya se confirmó que no regresará al octágono en lo que resta del año.

“He estado con mi familia y también recuperándome, tu sabes”, fueron las declaraciones de Velasquez en su reaparición al periodista Ariel Helwani. Cain está esperando la llegada de un nuevo hijo en noviembre, por lo que su retorno tendrá que esperar un poco más de tiempo. “Estoy cerca. Aún no llego, pero estoy cerca. Estoy enfocado, ahora, en el bebé que viene en camino. Quiero estar ahí para eso”.

Si con algo ha batallado Velasquez en su carrera es con las lesiones. Salió de la cartelera en México del UFC 180 por un desgarre de meniscos, del UFC Fight Night 82 por una lesión y no estuvo presente en el UFC 207 por un hueso astillado en su espalda, por ello, el mexicoamericano quiere estar completamente sano para su regreso a la jaula.

“Quiero estar al 100% para los fans. Necesito dejar de regresar antes de tiempo. No puedo hacer eso. No puedo seguir pagándolo. Necesito estar 100% para regresar y puedo hacerlo”, declaró Velasquez.

Cuando se le preguntó de una fecha o posible oponente, Cain prefirió reservarse. “Eso no me corresponde, yo pido al que sea. No he hablado aún… ¿Un regreso este año? Probablemente no. ¿El siguiente año? si”, concluyó.