Cada persona en este planeta tiene sus manías como coleccionista, tal como lo hace la tía que junta figuras de ranitas o hasta el primo geek que hace lo propio con los Funkos (la verdad soy yo). Pero hay quienes tienen mayor poder económico para darse gustos más caros, tal como lo hizo Dana White, presidente del UFC, quien tuvo que ir a la casa de empeño más famosa del mundo para hacerse de unas espadas samurái.

En uno de los últimos capítulos de la serie El Precio de la Historia de History Channel, el mandamás de la empresa del octágono arribó a la tienda buscando algunas espadas para aumentar su colección de armas.

“Estoy construyendo este cuarto de armas en mi casa t realmente estoy interesado en una espada”, declaró White al principio del episodio.

Corey Harrison y el popular Chumlee fueron quienes atendieron a White y le ofrecieron una espada recién llegada de Japón y que le pertenecía a Rick Harrison, dueño de la tienda, quien no quería venderla. Al final, el presidente del UFC desembolsó 30 mil dólares por la espada samurái perteneciente al siglo 17.

Pero no fue lo único que se embolsó, pues también invirtió 30 mil más por otro lote de espadas y una especial que le vendió el mismo Rick por 9 mil.

En total, Dana gastó 69 mil dólares por la colección de espadas, cifra que para él pues se agenció al rededor de 360 millones en la venta del UFC el año pasado que rondó los 4 mil millones de dólares. Prácticamente es lo que traía de cambio en su bolsa.