La AAA realizó la tradicional peregrinación rumbo a Triplemanía XXVI

La AAA realizó la tradicional peregrinación rumbo a Triplemanía XXVI. Las estrellas se dieron cita para pedir por el éxito del magno evento
(Imagen: Twitter)

El sábado 25 de agosto arranca la Triplemanía XXVI y la AAA está preparando todo para que el magno evento sea todo un éxito. Y una parte de esas preparaciones, es la tradicional peregrinación que realizan los luchadores y trabajadores de la empresa de lucha libre mexicana.

Rodeados por una gran cantidad de aficionados al pancracio, los luchadores y luchadoras de la AAA, junto con Maricela Peña y Dorian Roldán, realizaron la tradicional peregrinación a la Basílica de Guadalupe. El motivo principal de esta caminata hasta La Villa es agradecer las bendiciones que ha recibido la empresa en lo que va de este 2018. Y también para desear el éxito de Triplemanía.

(Imagen: Twitter)

La primera vez que se organizó esta peregrinación, fue hace 20 años, en 1198. En aquel entonces, el creador de la Caravana Estelar, Antonio Peña, tuvo la idea de hacer una caminata a la iglesia, con la finalidad de pedir a Dios que todo saliera bien en la Triplemanía de aquel año. Así que ahora, a unos días de la edición XXVI, sus estrellas y trabajadores se dieron cita para la ya tradicional visita.

En 2006, con el deceso del Antonio Peña, quién no sólo fundó la AAA, sino que también revolucionó la lucha libre mexicana -e internacional, esta caminata en peregrinación tomó un nuevo sentido.  Las estrellas de la AAA lo hacen para recordar y honrar su memoria. Es una motivación extra rumbo a la Triplemanía.

Con esta finalidad, los iconos de la AAA como La Parka, Chessman, Psycho Clown, Pimpinela, entre otros que participarán en Triplemanía XXVI,  se dieron cita en el Auditorio Nacional para tomarse una fotografía con los directivos de la AAA y las urnas de Antonio Peña y Joaquín Roldán.

Después convivir con los aficionados que también se dieron cita para tomarse fotos y pedir autógrafos a los luchadores, el grupo de la AAA tomó el turibús. Su primera para fue el Ángel de la Independencia y luego el Hemiciclo a Juárez, para poder seguir conviviendo con los aficionados y cargarse con las vibras de los amantes del pancracio.

(Imagen: Twitter)

Tras un baño de masas y de recibir el amor de las fans, se encaminaron rumbo a la Basílica. Ahí, cientos de aficionados se unieron a la procesión para darles aún más muestras de afecto y cariño a los luchadores y trabajadores de la AAA. Después, todos entraron al recinto para asistir a misa y pedir por el éxito de Triplemanía XXVI.

Publicidad