Una traición dejó a Romano lejos del nido de las Águilas del América

Si con alguien el futbol ha sido rencoroso, es con Rubén Omar Romano, estratega que en muchas ocasiones estuvo a punto de tocar la gloria y acariciar la copa, sin...

Si con alguien el futbol ha sido rencoroso, es con Rubén Omar Romano, estratega que en muchas ocasiones estuvo a punto de tocar la gloria y acariciar la copa, sin embrago por distintas razones se le ha negado. Ahora resulta que el argentino estuvo muy cerca de firmar el semestre pasado con el América, sin embargo por una traición de un amigo se quedó fuera de la terna.

Romano habló con mediotiempo sobre la deslealtad que sufrió por parte de su amistad y que lo alejó de una oportunidad en el banquillo azulcrema cuando prácticamente estaba todo arreglado.

“No me gusta hablar de eso, porque hay cosas dentro del futbol que lastiman, hay traiciones que molestan y más de gente amiga. No sé lo que pasó, era uno de los candidatos, la reunión que había tenido fue muy buena, muy clara y, de repente, hubo algo que no está para comentarse”, alegó el estratega.

Ante esto, el argentino declaró que se mantendrá en la búsqueda de una nueva oportunidad de trabajo en nuestro país aunque es consciente de que hay una nueva camada de estrategas a los que se les está dando prioridad en los equipos, situación complicada para un “viejo lobo de mar” que no puede presumir el brillo de un trofeo en su curriculum.

Romano ha dirigido anteriormente al América, además de Celaya, Tecos, Santos, Morelia, Atlas, Puebla, Cruz Azul, Pachuca y Tijuana, con ninguno ha podido ser campeón y actualmente se encuentra sin trabajo por más de año y medio.

Mientras sigue enviando su CV a lo largo y ancho del país, Rubén Omar Romano tuvo la oportunidad de tomar nuevamente la batuta de un equipo en el partido de despedida del Bofo Bautista, duelo que perdió estando al frente del equipo de las leyendas de la Liga MX.

Publicidad