El inicio de año pintaba difícil para el Toluca. El 23 de diciembre el club anunció que se había alcanzado un acuerdo con el delantero de Godoy Cruz, Santiago Damián “Morro” García para fuera el nuevo goleador que hiciera vibrar de emoción a la aficionados escarlatas.

Días después el club emitió un comunicado a través de sus redes sociales donde dieron a conocer que el acuerdo con el argentino se vino abajo, pues el futbolista violó las normas y códigos de ética que marca la institución. Eso y tras la salida de su referente, Rubens Sambueza, eran malas noticias para la directiva choricera.

Refuerzo de Toluca involucrado en accidente automovilístico

Pero luego vino el nuevo año y los Diablo Rojos pudieron manos a la obra para contratar refuerzos de jerarquía que los pongan en los primeros planos en el Torneo Clausura 2019.

Y este miércoles, el Toluca anunció la contratación de Felipe Pardo, de 28 años, procedente del Olympiacos de Grecia. Este fue el primer refuerzo del día y se desempeña como extremo por ambas bandas, por lo que su arriba se da en el lugar que dejó Rubens Sambueza.

El jugador colombiano de se fue a Europa hace unos años para jugar con el Sporting Braga de Portugal, donde dio tintes del gran futbolista que pudo ser. Sus actuaciones lo llevaron a defender las casaca de Colombia en varias ocasiones pero luego vino a menos. Pasó por el Nantes de Francia y luego se fue al balompié griego. Ahora formará parte de la escuadra de Hernán Cristante para la campaña entrante.

Nuevo goleador

Junto a Felipe Pardo, los Diablos también hicieron oficial el fichaje de Emmanuel Gigliotti de 31 años como nuevo delantero del club. El atacante argentino fue vinculado con los Pumas hace unos años, pero el jugador rechazó la oferta pues tenía otras  más atractivas. Ahora por fin se dará su llegada a la Liga MX y lo hará tras ser campeón de goleo en en campeonato argentino.

Nico Castillo rechaza ofertas de equipos poderosos de la Liga MX

Con estos dos refuerzos, el Toluca se declara listo para encarar el nuevo torneo, en el que Hernán Cristante parte con la obligación de meter al equipo a Liguilla y pelear por el título.