Tlaxcala podría perder su franquicia de Ascenso por retrasos en el estadio

Los Coyotes de Tlaxcala podrían perder su franquicia en el Ascenso MX, todo porque el estadio no estará listo a tiempo.

El año pasado los Coyotes de Tlaxcala consiguieron el ascenso deportivo a la Liga de Ascenso Bancomer MX, esto tras proclamarse campeones de la Segunda División Profesional. Como no cumplían con la carpeta de cargos para participar en la categoría, se decidió guardar su lugar, pero con la promesa de ampliar su estadio en menos de un año. El trato fue aceptado, pero todo parece que no podrán cumplir con las fechas y el estadio no estará a tiempo, por lo que los tlaxcaltecas perderían su franquicia.

Cuando los Coyotes de Tlaxcala ascendieron, el gobernador de la entidad, Marco Antonio Mena Rodríguez, se comprometió a ampliar el Estadio Tlahuicole para que se tuviera futbol de la Liga de Ascenso. Ante esto el equipo que continúa jugando en la Liga Premier se mudó a otra cancha para que comenzaran las obras de demolición y construcción.

Lee más: Estadio Tlahuicole ya da sus primeros pasos para ser parte del Ascenso MX.

El Gobierno de Tlaxcala autorizó invertir un total de 180 millones de pesos para la remodelación del inmueble. Fue hasta noviembre del año pasado cuando la Secretaría de Obras, Desarrollo Urbano y Vivienda, comenzó con las obras de demolición de las gradas, pero no se ha comenzado con la edificación.

La Liga de Ascenso está enterada de que el estadio aún no está listo y no lo estará en los tiempos establecidos. Por lo que los directivos han tomado la decisión de no otorgar ninguna prórroga ni un permiso para guardar el lugar por un año más, los Coyotes de Tlaxcala ya están enterados y se espera que tomen una decisión a la brevedad.

De hecho el presidente del equipo, Rafael Torre Mendoza, ha hablado para medios locales y admitió que el estadio no estará listo.

Lee más: La Liga de Ascenso MX no es factible para el FIFA 2018.

“Soy realista, veo difícil que para agosto podamos estar en la Liga de Ascenso, tenemos todo preparado, porque hemos hablado con los muchachos, están listas si se da y si no el siguiente paso es ir a la Federación Mexicana de Futbol para ver si nos aguanta un año, y si no es así jugaríamos acá (Chiautempan) mientras terminan el estadio, con un equipo que pudiera competir para buscar un ascenso”, comentó.

Algo deberán hacer los propietarios de los Coyotes de Tlaxcala para no perder la franquicia obtenida el año pasado.

Publicidad